Nuevas tendencias

De CNB
Saltar a: navegación, buscar

En esta sección se abordan tres aspectos destacados realizados por instituciones de vanguardia en el trabajo educativo por competencias para consolidar sus sistemas de evaluación del desempeño. Estas prácticas están marcando tendencias a considerar en el trabajo formativo.

Portales para diseminar el conocimiento y las mejores prácticas en el tema de evaluación del desempeño[editar | editar código]

1 azul grande ITESM.png
Esta tendencia busca producir y compartir una serie de estudios que abordan temas de evaluación del desempeño plasmando los hallazgos en estudios de casos y guías prácticas, así como en procesos de metaevaluación. Esto obedece al hecho de enfrentar uno de los grandes retos al trabajar de manera institucional con el MEBC: lograr una comunicaciónSistema social para expresar ideas y manifestarlas al prójimo. Este sistema existe dentro de un entorno social (sistema social) y un sistema lingüístico (ejemplos son el español, francés, k’iche’, kaqchikel, etc.) Tienen que existir ambos sistemas para que pueda existir la comunicación. efectiva y propiciar el diálogo que conlleve a entender qué es lo que se pretende lograr al plantear los perfiles de egreso, las competencias que los integran, y los aspectos que guían la toma de decisiones al evaluar. Un ejemplo sobre esta tendencia es visible en el portal National Institute of Learning Outcomes. En este portal los usuarios pueden acceder a información que les brinda una visión completa del panorama en el tema de evaluación. Asimismo, invita a profesores y directivos a comprender y difundir formas en las que instituciones académicas pueden utilizar productivamente los datos de evaluación de sus estudiantes para fortalecer la educación universitaria. Además, el portal integra en sus estrategias de comunicación canales para informar a diferentes públicos, por ejemplo responsables políticos, familias y empleadores, sobre los avances en evaluación. Esta estrategia también contempla realizar consultas periódicas de los esfuerzos de evaluación en función de lo que las instituciones educativas realizan para consolidar sus sistemas de evaluación.

Generación de bancos de retos y proyectos: análisis costo-beneficio[editar | editar código]

2 azul grande ITESM.png
De las diferentes actividades que demanda ejercer la evaluación del desempeño, en el marco de la evaluación auténtica podría afirmarse que una de las tareas más complejas es el diseño y puesta en marcha de un reto. La movilización de recursosTérmino introducido por Le Boterf, entendido como los conocimientos, procedimientos y actitudes que es preciso emplear para resolver una situación. Unos son recursos internos, que posee la persona, tales como conocimientos, procedimientos y actitudes; otros son externos, como todo aquello (ordenador, diccionario, compañero, etc.) a lo que se puede acudir para resolver exitosamente una situación. humanos, materiales, legales y financieros que implica definir un reto es un aspecto a considerar en función de los recursos con los que se cuenta para hacerlo. Lo anterior deriva en la tendencia a formalizar y capitalizar el proceso de elaboración de proyectos y retos para el bien común y fortalecer la culturaConjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc. (DLE). El sistema de creencias, valores, costumbres, conductas y artefactos que los miembros de una sociedad utilizan para enfrentar al mundo y a los demás, y que se transmiten de generación en generación a través del aprendizaje. En este sentido la cultura es fundamental en todo idioma y solo puede aprenderse por medio de la transmisión. de evaluación. Entre los principales beneficios de esta iniciativa se pueden mencionar:
MEBC p25.png
  • Organizar la información para permitir la gestión de contenidos y el acceso efectivo.
  • Proporcionar visibilidad institucional de retos y proyectos a través del acceso a un trabajo intelectual colectivo.
  • Fortalecer la asociación entre el contenido de los creadores o proveedores y gestores de contenidos.
  • Hacer públicos los procesos de meta-evaluación y consideraciones para cada uno de los retos o proyectos documentados.
  • Habilitar la reutilización de los contenidos.

Esta tendencia se basa en prácticas que se habían vislumbrado hace algunos años relacionadas con la conformación de comunidades académicas para compartir aspectos esenciales sobre la determinación de criterios, estándares, niveles de actuación, etc. Lo anterior permitiría homologar prácticas en función de la emisión de juicios en los procesos de evaluación. Así, como parte de las recomendaciones que emergieron del estudio realizado por Elwood y Klenowski[1] en comunidades académicas, se hizo énfasis en la necesidad de comunicar cuáles son los criterios que permiten la valoración del desempeño. De esta forma los alumnos se familiarizan con ellos, en aras de comprender el marco de referencia desde el cual se evalúa su desempeño.

Digital assessment (evaluación digital): Uso de recursos digitales en la evaluación del desempeño y auténtica[editar | editar código]

3 azul grande ITESM.png
La tendencia a generar espacios digitales cada vez más sofisticados y robustos para administrar los procesos de evaluación se encuentra en proceso de expansión. Su consolidación resuelve una gran cantidad de dificultades que se presentan al momento de estimar los resultados de los estudiantes, especialmente si se trata de evaluaciones estandarizadas que demandan millones de registros y análisis sofisticados para la comprensión de fenómenos educativos. La OCDE[2] declara que estos sistemas avanzan hacia la conformación de bancos de datos, no solo de resultados de evaluación sumativa sino formativa, así como del impacto que genera la contribución de los docentes en el proceso educativo.
ITESM p26.png
Además de los sistemas que permiten ejercer evaluaciones nacionales o internacionales, el uso de TIC con fines de evaluación también ha evolucionado en las aulas. Un caso que puede ser ilustrativo de esta tendencia es la iniciativa de evaluación digital que presentan Chase et al.[3]. Esta implicó la integración de una serie de pruebas de adaptación, consignas y estándares para conducir el trabajo en grupo, juego de roles, procesos de reflexión y alternativas de evaluación auténtica en contraposición a formatos de evaluación tradicional.

Otro ejemplo es el portal Edutopia donde se comparten una serie de nuevas alternativas para dar soporte al proceso de evaluación con TIC, que incluyen desde la creación de grupos virtuales de lectura comprensiva, interacción de grupos colegiados para la evaluación de competencias en ciencias, uso de juegos en línea para el aprendizaje de las matemáticas, guías interactivas para el diseño de actividades auténticas, hasta la elaboración de exámenes rápidos para aplicarse al final de la sesión de clase, como exit ticket (boleto de salida) y checking for understanding (verificación de la comprensiónAplicar estrategias para entender y recordar. Implica estar en capacidad de comunicar lo que se ha leído y escuchado.).

Referencias[editar | editar código]

  1. Elwood, J., y Klenowski, V. (2002). Creating communities of shared practice: The challenges of assessment use in learning and teaching. Assessment & Evaluation in Higher Education, 27(3), 243-256.
  2. OCDE (2013).Synergies for Better Learning: An International Perspective on Evaluation and Assessment. Disponible en: http://www.oecd.org/edu/school/synergies-for-better-learning.htm
  3. Chase, A. M., Robbie, D., Ross, B., y Pechenkina, E. (2015). A cross-institutional initiative in digital assessment. Recuperado de: https://works.bepress.com/anne-marie-chase/8/


Pie de Página Observatorio de Innovación Educativa ITESM.png
Esta es una versión wiki del documento original disponible en el sitio del Observatorio de Calidad Educativa del Instituto Tecnológico de Monterrey, publicado en mayo de 2016 bajo licencia Creative Commons (cc) BY-SA-NC.