Para el docente 4 de 5. Concepto de material impreso

De CNB
Saltar a: navegación, buscar


Cintillo El tesoro de la lectura.png

La lectura emergente

Concepto de material impreso[editar | editar código]

El concepto de material impreso consiste en entender que hay una relación entre lo hablado y lo escrito, además de comprender la forma y función del material impreso.

Conocer la diferencia entre los aspectos gráficos de un impreso, como los trazos de las letras o la organización de una página, facilitan el proceso del aprendizaje de la lectura. Durante la etapa de lectura emergente, los dibujos ayudan a darle significado a lo escrito.

Entre los conocimientos que los estudiantes adquieren como parte del concepto de material impreso están:

  • conocer la diferencia entre dibujos y palabras;
  • conocer la relación entre las letras, las palabras y los dibujos;
  • saber que se lee de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo[1];
  • saber que los libros tienen portada, título y un autor.
  • Los niños adquieren el concepto de material impreso cuando están en contacto directo y constante con libros, revistas y otros materiales impresos, tanto en el hogar como en la escuela.
  • Cuando el docente lee en voz alta a sus estudiantes, da el ejemplo de cómo sostener correctamente el libro y pasar de una página a otra. También enfatiza que se leen los textos, no los dibujos.
  • El Currículo Nacional Base –CNB– de preprimaria establece que al concluir este nivel, el estudiante debe ser capaz de comprender el concepto de texto impreso, así como relacionar imágenes, dibujos y signos contenidos en los textos.

Adivinando historias[editar | editar código]

Con esta actividad se desarrolla el concepto de material impreso. El estudiante ubica el título de un texto y a partir de este, predice sobre qué tratará la historia.

Conocimientos previos:

El título como parte de un texto, predicciones.

Materiales:

  • Lectura “De pesca con papá”.

Actividades:

  1. Active conocimientos previos mostrando en un libro de texto o de cuentos dónde se ubica el título.
  2. Indique que el título de un texto permite identificarlo y tener una idea de qué se trata.
  3. Pregunte a los estudiantes si recuerdan el título de otras lecturas o historias que conozcan. Si solo recuerdan de qué tratan las historias, dígales el título que tienen. Pregunte si estos títulos tienen relación con la historia y concluyan que es así.
  4. Muestre el texto “De pesca con papá” y pídales que señalen dónde se encuentra el título.
  5. Recuerde a los estudiantes que antes de leer el texto, se lee el título y proceda a leerlo.
  6. Pida a los estudiantes que digan de qué creen que tratará la historia.
  7. Lea el texto “De pesca con papá” en voz alta a los estudiantes.
  8. Pregunte cuáles de sus ideas coinciden con lo que escucharon en la historia.
  9. Comenten las partes de la historia que fueron inesperadas.
  10. Solicite que compartan otras ideas que sugiere el título “De pesca con papá”.

Evaluación:

  • Para que la evaluación sea formativa, realice preguntas para ayudar a los estudiantes que no están participando a que encuentren la relación entre el título y la historia.

Más actividades:

  • Solicite que encuentren el título en los libros que hay en el aula o en la biblioteca escolar y que predigan de qué tratará la historia.
  • Puede asociar también el título con las ilustraciones para predecir de qué tratan los textos.

Inventando palabras[editar | editar código]

Con esta actividad se desarrollan las destrezas fonológicas. El estudiante crea palabras nuevas cambiando el final de otras.

Conocimientos previos:

Principio alfabético, conciencia fonológica, vocabularioCapacidad de producir una palabra específica para un significado o la habilidad de comprender palabras. expresivo.

Materiales:

  • Lectura “De pesca con papá
  • Pizarrón y yeso o marcadores

Actividades:

  1. Active conocimientos previos recordando a los estudiantes que las palabras se pueden separar en sílabas y que estas pueden cambiar para formar nuevas palabras.
  2. Lea el texto “De pesca con papá” en voz alta a sus estudiantes.
  3. Escriba el título en el pizarrón. Léalo en voz alta, luego encierre en un círculo la palabra “pesca” y ejemplifique el ejercicio con los estudiantes:
  4. Podemos dividir la palabra “pesca” en dos partes: pes-ca. ¿Cómo quedaría la palabra si le cambiamos el final? Ejemplifique: pes-car.
  5. Use luego como ejemplo la palabra papá y pida a los estudiantes que cambien el final.
  6. Al concluir con el ejemplo, lea nuevamente alguna de las oraciones de la historia, tome una palabra bisílaba de cada oración y pida a los estudiantes que le cambien el final para formar palabras nuevas, ejemplo: na-dar, na-die.
  7. Recuerde escribir cada oración que utilice y encerrar en un círculo la palabra que cambiarán.
  8. Cambie en las oraciones las palabras originales por las que escogieron los estudiantes, por ejemplo: De pescar con papá.
  9. Comenten cómo cambia el significado de la oración al cambiar estas palabras.

Evaluación:

  • Atienda las respuestas de los estudiantes; estas le indicarán si comprendieron las instrucciones y pueden formar palabras nuevas modificando el final de las palabras indicadas.

Más actividades:

  • Si los estudiantes tienen dificultad para realizar la actividad, se les puede dar opciones de palabras para que elijan la que inicia o termina igual a la palabra dada. Ejemplo: nadar, ¿cuál de estas termina igual? Mu-dar o na-cer.

RecursosTérmino introducido por Le Boterf, entendido como los conocimientos, procedimientos y actitudes que es preciso emplear para resolver una situación. Unos son recursos internos, que posee la persona, tales como conocimientos, procedimientos y actitudes; otros son externos, como todo aquello (ordenador, diccionario, compañero, etc.) a lo que se puede acudir para resolver exitosamente una situación.[editar | editar código]

Seleccione la imagen para ver, descargar y reproducir la hoja de trabajo.
De pesca con papá.png

Notas[editar | editar código]

  1. N. del E.: en español.