Discapacidad intelectual y problemas de aprendizaje

De CNB
Saltar a: navegación, buscar


Considere dificultad en la audición si en el aula un niño o niña presenta las siguientes características:

Niños y maestra.png
  • Dificultad en aprender y aplicar sus destrezas debido a distracción y a una conducta impulsiva.
  • No aprende tan rápido, ni recuerda las cosas tan bien como otros niños(as) de su edad y su capacidadTérmino utilizado, a menudo, como un saber hacer. Se suele aceptar que, por orden creciente, en primer lugar estaría la habilidad, en segundo lugar la capacidad, y la competencia se situaría a un nivel superior e integrador. Capacidad es, en principio, la aptitud para hacer algo. Todo un conjunto de verbos en infinitivo expresan capacidades (analizar, comparar, clasificar, etc.), que se manifiestan a través de determinados contenidos (analizar algo, comparar cosas, clasificar objetos, etc.). Por eso son, en gran medida, transversales, susceptibles de ser empleadas con distintos contenidos. Una competencia moviliza diferentes capacidades y diferentes contenidos en una situación. La competencia es una capacidad compleja, distinta de un saber rutinario o de mera aplicación. para relacionarse con los demás se ve alterada. * Tiene dificultades en la comprensión y expresión de sus ideas, sentimientos y necesidades.
  • Muestra más problemas sociales y de conducta que sus compañeros(as) de la misma edad sin discapacidades.
  • Su edad no corresponde al grado que cursa.
  • No manifiestan conductas o actitudes de acuerdo a la situación, edad y lugar en que se encuentran.

¿Qué actividades puede realizar?[editar | editar código]

  • Desarrolle la psicomotricidadIntegración de las funciones motrices y psíquicas. gruesa para lograr posturas adecuadas y buen equilibrio (movimientos de brazos y piernas, rodar boca abajo y arriba, correr, lanzar pelotas, salto estacionario, en parejas, a la izquierda y derecha, con obstáculos).
  • Haga ejercicios de orientación espacial: arriba, abajo, adentro, afuera, en medio.
  • Realice ejercicios de percepción táctil para diferenciar frío-caliente, suave-áspero, blando-duro, etc.
  • Desarrolle la habilidadCapacidad o destreza para hacer algo bien o con facilidad. de contar: hojas, semillas, granos, etc.
  • Desarrolle la motricidad fina a través de: abrir y cerrar el puño, mover las muñecas, movimiento de pinza; tomar objetos de diferente tamaño, formas, peso, colores; clavar alfileres en planchas de duroport, enhebrar agujas, mojar un papel con un gotero, amasar plasticina, rasgar papel, recortar y pegar diversas figuras, ensamblar juegos educativos, ensartar cuentas utilizando lana y sus dedos, coser figuras de diferentes materiales, doblar y entorchar papel, rellenar superficies.
  • Realice ejercicios de percepción visual, movimiento de ojos, lectura de colores, dictado de dibujos, trazo de líneas horizontales y verticales.
  • Realice ejercicios de discriminaciónDestrezas fonológica que consiste en distinguir los distintos “sonidos” o fonemas. de figura fondo, completación de figuras.
  • Efectúe ejercicios de percepción auditiva: escuchar sonidos de la naturaleza, transportes, aparatos eléctricos, animales, seguimiento de ritmos (palmadas, tambor, chinchines)
  • Estimule conceptos de: clasificación de objetos, color, tamaño y forma. Actividades de noción de cantidad, uso de la moneda y tiempo.

Recomendaciones[editar | editar código]

Niña jugando.png
  1. Respete el ritmo de aprendizaje del alumno(a), sin embargo, exíjale las tareas y comportamiento adecuado.
  2. Permita que trabaje por sí solo(a) en el aula, sin dejar de revisar lo que realiza cada cierto tiempo, valorando sus éxitos bajo un clima de confianza.
  3. Refuerce el aprendizaje con ejemplos de situaciones reales.
  4. Centre la atención en las capacidades que el o la estudiante tiene.
  5. Eleve su autoestima, a través de felicitarlo cuando alcance lo asignado.
  6. De instrucciones sencillas, por ejemplo: dame pan, pon el cojín en la silla, etc.
  7. Fomente la comunicaciónSistema social para expresar ideas y manifestarlas al prójimo. Este sistema existe dentro de un entorno social (sistema social) y un sistema lingüístico (ejemplos son el español, francés, k’iche’, kaqchikel, etc.) Tienen que existir ambos sistemas para que pueda existir la comunicación. no verbal, a través de gestos, mímicas, sonidos, etc.
  8. Asígnele tareas sencillas que pueda alcanzar.
  9. Refuerce con palabras halagadores y mensajes positivos para fomentar la autoconfianza y control en sí mismo.