Enfoque de evaluación

De CNB
Saltar a: navegación, buscar


Contrario a lo que ha constituido la práctica de medición de los aprendizajes en los últimos años, el currículumConjunto de experiencias, planificadas o no, que tienen lugar en los centros educativos como posibilidad de aprendizaje del alumnado. Una perspectiva tradicional acentúa el carácter de plan (con elementos como objetivos, contenidos, metodología y evaluación), frente a un enfoque práctico que destaca las experiencias vividas en el proceso educativo. propone que la evaluación mantenga una función formativa.

Esto lleva a los y las docentes a realizar apreciaciones a lo largo del desarrollo de los procesos de enseñanza y de aprendizaje y a utilizar sus resultados para modificar las deficiencias que se observan.

Todo ello conlleva un cambio significativo en la forma de interpretar y aplicar los criterios evaluativos.

Se considera al ser humano como el centro del hecho educativo y, por lo tanto, se reconocen las diferencias individuales de los integrantes de un aula. Para que la actividad escolar refleje esa tendencia, se requiere que los y las docentes posean un conocimiento real de las necesidades y potencialidades de cada uno de sus estudiantes, de sus posibilidades de desarrollo en función de circunstancias que pueden llegar a ser especiales y del esfuerzo y voluntad que pone en aprender y en formarse.

Además del carácter formativo, a la evaluación se le considera como una actividad sistemática, continua, integral, orientadora e instrumental. Sus propósitos son los siguientes:

  1. Ayudar al crecimiento personal de los y las estudiantes por medio de la guíaEn el continuo de ''coaching'' es el rol de ser muy directo y enseñar, mostrar, guiar, etc. y orientación que se les proporciona dentro del proceso de aprendizajeProceso por el cual las personas adquieren cambios en su comportamiento, mejoran sus actuaciones, reorganizan su pensamiento o descubren nuevas maneras de comportamiento y nuevos conceptos e información..
  2. Valorar el rendimiento de los y las estudiantes, en torno a sus progresos con respecto a ellos mismos.
  3. Detectar las dificultades de aprendizaje.
  4. Detectar, los problemas en el proceso de enseñanza y en los procedimientosConjunto de acciones (formas de actuar o de resolver tareas), con un orden, plan o pasos, para conseguir un determinado fin o meta. Se trata de saber hacer cosas, aplicar o actuar de manera ordenada para solucionar problemas, satisfacer propósitos o conseguir objetivos. Forman los contenidos procedimentales. pedagógicos utilizados para realizar las modificaciones pertinentes.

Momentos de la evaluación:

Evaluación inicial: al inicio de la acción educativa Evaluación formativa: durante el proceso de aprendizaje Evaluación sumativa: al finalizar el proceso

¿Quiénes evalúan?

  • Autoevaluación: el sujeto verifica su propio desempeño.
  • Coevaluación: el sujeto participa en la evaluación que otros hacen de su desempeño y a la vez en el desempeño de los demás.
  • Heteroevaluación: el o la docente planifica y lleva a cabo el proceso evaluativo. Toma en cuenta los aportes de la autoevaluaciónProceso en que los estudiantes participan en la evaluación de su propio proceso de aprendizaje y determinan de manera consciente qué pueden y qué no pueden hacer..

Técnicas e instrumentos

Existen diversas técnicas e instrumentos para practicar la evaluación, sin embargo la que más se ajusta a la naturaleza de la Educación Musical que es eminentemente práctica, es la observación.

Mediante la observación sistematizada puede evaluarse el desempeño de los estudiantes, se hace factible detectar en el desempeño grupal, el nivel de logro de los aprendizajes, sin recurrir a pruebas individuales. Para registrar las observaciones puede utilizarse: lista de cotejoConsiste en una lista de indicadores de logro o de aspectos que conforman un indicador de logro determinados y seleccionados por el o la docente, en conjunto con los alumnos y las alumnas para establecer su presencia o ausencia en el aprendizaje alcanzado., récord anecdótico. Véase el ejemplo de lista de cotejo en la sección de anexos.

Asimismo es preciso recordar que lo que realmente importa en el proceso de evaluación es la evidencia del logro de aprendizajes y no colocar una calificación numérica a cada cierto período de tiempo, que no indica realmente la apropiación del aprendizaje. Por esta razón una lista de cotejo es suficiente para ir verificando durante el proceso, el logro de aprendizajes hasta alcanzar la competenciaCapacidad o disposición que ha desarrollado una persona para afrontar y dar solución a problemas de la vida cotidiana y a generar nuevos conocimientos. Es la capacidad para actuar de manera pertinente ante una situación compleja, movilizando de manera integrada los recursos necesarios para resolverla de modo adecuado.Tiene una doble dimensión: a) posesión de un conjunto de recursos o capacidades (cognitivos, de procedimientos y de actitudes), y b) capacidad para movilizarlos en una situación de acción..

Reflexión
Un alto en el recorrido...

Es hora de preguntarnos ¿Cómo ha sido nuestra práctica pedagógica?, ¿La clase de educación musical “suena”? ¿Realmente va encaminada al desarrollo de habilidades musicales? ¿El ambienteEspacio vital en el que se desarrolla el ser humano. Conjunto de estímulos que condicionan al ser humano desde el momento mismo de su concepción. es placentero e invita al aprendizaje? ¿La música de nuestra clase es escuchada y disfrutada por los niños y las niñas? ¿Es escuchada por otros colegas? ¿Llega a la dirección? ¿Rompe con las paredes del aula y se proyecta a la comunidad educativa y general?

Que estas preguntas nos motiven a la acción, a emprender en nuestro ámbito de trabajo una nueva forma de entender y hacer educación, una manera más humana de relacionarnos y una forma más humanizadora de promover los cambios.

Hagamos un balance de todo lo nuevo y diferente que ha surgido en nosotros. Incorporemos como guatemaltecos (as) la riqueza musical de los pueblos maya, xinca, garífuna y mestizo. Permitamos que el arte musical escolar pueda florecer y desencadenar las funciones: formativa, recreativa y espectacular del arte, y sigamos en la búsqueda de nuevas formas de ser mejores maestros y maestras. Fortalezcamos nuestro desarrollo docente, asistamos a cursos y talleres de actualización, leamos acerca de la pedagogía musical, busquemos nuevos materiales musicales. Enriquezcamos nuestro desarrollo musical: renovemos el repertorio, incorporemos nuevas técnicas de interpretación vocal e instrumental, escuchemos música constante y críticamente, hagamos música nosotros mismos. Seamos mejores músicos (as), seamos mejores maestros, seamos mejores personas.

¡Adelante!