Actividad No. 1.1. Me cuido y me protejo - 6 años - Nivel Preprimaria

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
Construyendo Nuestra Convivencia

Descripción[editar | editar código]

Es importante que no pierda de vista que el niño y la niña en la relación con su entorno construye su propio conocimiento y que para lograrlo, necesita explorar, experimentar y descubrir.

El niño y la niña en esta edad son muy vulnerables ante situaciones que representan peligro, por lo cual, es conveniente dialogar con ellos y ellas acerca de las medidas de seguridad que deben practicar para prevenir daños provocados por objetos o personas, por ejemplo: objetos punzo cortantes, armas de fuego, alambres eléctricos, gas, cohetes, encendedores, alimentos que ingerimos; también vale la pena aclarar los riesgos a los que están expuestos a la hora de practicar diversos juegos, así también, es importante que los oriente para que desarrollen la capacidad de identificar situaciones en las que algunas personas puedan amenazar su integridad física y mental, tanto en el hogar como fuera de él.

Para desarrollar sus habilidades comunicativas y de expresión oral, propicie oportunidades en las que expresen sus opiniones o experiencias relacionadas con el tema. Fomente un ambiente de confianza para que, en un momento de necesidad el niño y la niña acuda a usted en busca de ayuda y apoyo.

Recuerde que a esta edad, el juego de roles es una actividad interesante y muy importante, por lo que se sugiere organizarlos para participar en representaciones. Un ejemplo es la siguiente actividad:

El Detective
Se prepara la escena de la siguiente manera: un niño o niña tirado/a en el suelo, frente a él o ella, una cáscara de plátano o banano, ingresa el niño o niña detective y dice: este niño o niña caminaba y se resbaló porque alguien tiró esta cáscara en el suelo.
El detective pregunta: ¿Saben ustedes qué puede suceder cuando nos resbalamos y caemos?
* Fracturarnos
* Golpearnos la cabeza
* Hacernos una herida.
Estas podrían ser las posibles respuestas
Con el propósito que todos y todas participen, invíteles a representar con mímicas una pequeña escena representando un daño causado con objetos punzo cortantes, con un cable de electricidad, con los que se mencionaron al inicio y otros objetos que puedan causar daños; esto se puede realizar en parejas uno actúa como persona dañada y otro adivina lo que representa.
Para desarrollar la habilidad de inferir juicios lógicos e identificar detalles sutiles de absurdos en ilustraciones, que son útiles para trabajar la matemática; prepare una ilustración de un detective: con saco largo o capa, sombrero, lentes y en la mano, en lugar de lupa para buscar las evidencias, tiene un cepillo de dientes. En el piso varias huellas de zapatos que caminan, y entre ellas una huella de un animal, perro o león.
Muestre la ilustración y pida que identifiquen lo absurdo. Si fuera difícil para niños y niñas en un inicio, puede ir haciendo preguntas para guiarlos a encontrar los detalles sutiles absurdos: el cepillo de dientes en lugar de lupa y la huella del animal en lugar del zapato.
Se sugiere aprovechar la temática para desarrollar la memoria espacial: busque un lugar espacioso, podría ser el patio si lo hay, puede crear varios recorridos utilizando objetos punzo cortantes, envases de insecticidas, cohetes, encendedores, entre otros; realice usted el recorrido imitando ser el detective que busca las huellas, así: del objeto punzo cortante camina al envase de insecticida, luego al cohete y llega al encendedor. Los niños y niñas observan y luego deben memorizar el recorrido para repetirlo de la misma manera que usted lo ha hecho. Puede variar los recorridos y los niños y las niñas deben repetir lo que usted haga.

Tiempo sugerido[editar | editar código]

40 minutos

Materiales y recursos[editar | editar código]

Lentes oscuros, sombrero, capa o saco largo, cáscara de banano.

Competencias a desarrollar[editar | editar código]

A continuación se presenta una tabla que contiene el nombre de las áreas y la competencia o competencias a lograr, así como los indicadores por cada una de ellas que sirven de referente para la evaluación.

Áreas Competencias Indicadores de logro
1. Destrezas de aprendizaje 6. Infiere juicios lógicos y los expresa en forma gráfica y verbal, relacionando las partes con el todo, manifestando una actitud consciente en la realización de los ejercicios.
  • Identifica con seguridad los detalles sutiles de absurdos en una lámina o ilustración.
2. Comunicación y lenguaje 1. Utiliza el lenguaje oral con una adecuada articulación para expresar sus ideas, sentimientos y experiencias de manera coherente haciendo uso de reglas sociales.
  • Se expresa en su idioma materno usando entonaciones adecuadas al significado de las palabras.
3. Medio social y natural 4. Realiza con independencia, cooperación y cortesía las actividades que le son asignadas.
  • Ejecuta acciones para prevenir accidentes.
4. Expresión artística 2. Establece la relación entre los diversos lenguajes artísticos al comunicar sus sentimientos, ideas y emociones.
  • Representa diversos roles, personajes reales e inmaginarios y ocupaciones de su comunidad en actividades de juego.
5. Educación física 2. Estructura sus relaciones espaciales en función de los objetos que se encuentran en su entorno.
  • Demuestra orientación espacial en su relación con objetos y otras personas.

Término utilizado, a menudo, como un saber hacer. Se suele aceptar que, por orden creciente, en primer lugar estaría la habilidad, en segundo lugar la capacidad, y la competencia se situaría a un nivel superior e integrador. Capacidad es, en principio, la aptitud para hacer algo. Todo un conjunto de verbos en infinitivo expresan capacidades (analizar, comparar, clasificar, etc.), que se manifiestan a través de determinados contenidos (analizar algo, comparar cosas, clasificar objetos, etc.). Por eso son, en gran medida, transversales, susceptibles de ser empleadas con distintos contenidos. Una competencia moviliza diferentes capacidades y diferentes contenidos en una situación. La competencia es una capacidad compleja, distinta de un saber rutinario o de mera aplicación.

Espacio vital en el que se desarrolla el ser humano. Conjunto de estímulos que condicionan al ser humano desde el momento mismo de su concepción.

Capacidad o destreza para hacer algo bien o con facilidad.

Sacar una consecuencia o deducir algo de otra cosa.

Término introducido por Le Boterf, entendido como los conocimientos, procedimientos y actitudes que es preciso emplear para resolver una situación. Unos son recursos internos, que posee la persona, tales como conocimientos, procedimientos y actitudes; otros son externos, como todo aquello (ordenador, diccionario, compañero, etc.) a lo que se puede acudir para resolver exitosamente una situación.

Capacidad o disposición que ha desarrollado una persona para afrontar y dar solución a problemas de la vida cotidiana y a generar nuevos conocimientos. Es la capacidad para actuar de manera pertinente ante una situación compleja, movilizando de manera integrada los recursos necesarios para resolverla de modo adecuado.Tiene una doble dimensión: a) posesión de un conjunto de recursos o capacidades (cognitivos, de procedimientos y de actitudes), y b) capacidad para movilizarlos en una situación de acción.

Proceso por el cual las personas adquieren cambios en su comportamiento, mejoran sus actuaciones, reorganizan su pensamiento o descubren nuevas maneras de comportamiento y nuevos conceptos e información.

Predisposición a actuar de determinada manera.

Sistema social para expresar ideas y manifestarlas al prójimo. Este sistema existe dentro de un entorno social (sistema social) y un sistema lingüístico (ejemplos son el español, francés, k’iche’, kaqchikel, etc.) Tienen que existir ambos sistemas para que pueda existir la comunicación.

Conjunto de sonidos articulados con que el hombre manifiesta lo que piensa o siente (DRAE). Facultad que sirve para establecer comunicación en un entorno social, se le considera como un instrumento del pensamiento para representar, categorizar y comprender la realidad, regular la conducta propia y de alguna manera, influir en los demás.