Comunidades de aprendizaje

De CNB
Saltar a: navegación, buscar

Una reflexión para empezar[editar | editar código]

Miriam se siente lista para empezar como líder de su institución. Ya tiene claro sus valores y visión. Está progresando con las dos conductas de la confianza que escogió para mejorar. También reflexiona mucho sobre su humildad personal y ambición para hacer algo importante por los alumnos de su institución educativa. Conocer más sobre la resistencia al cambio y herramientas que puede utilizar le han permitido prepararse para la resistencia que pueda encontrar. Sin embargo, su meta es formar un equipo de trabajo colaborativo. En su institución hay comunidades de aprendizaje, pero no van más allá de simples reuniones para compartir ideas. Son bonitas, pero no contribuyen a lo que ella visualiza. Miriam decide preguntar a su coach sobre las comunidades de aprendizaje.

Introducción[editar | editar código]

En este libro hemos presentado aspectos de coaching para el liderazgo. Usted ha visto dos modelos distintos de coaching, desde un modelo muy directo (coaching para el desempeño) a uno no tan directo (coaching cognoscitivo).También ha visto el continuo de coaching en el capítulo 2, donde explicamos el trabajo del coach en el rol de guía y en el rol de coach. Sin embargo, hay una columna en el centro que no hemos descrito aun. El trabajo del coach (y del líder), no es solamente trabajar con individuos. Muchas veces su trabajo es con grupos de personas. En este capítulo, usted aprenderá no solamente a trabajar con grupos, sino a formar una comunidad de aprendizaje. El trabajo de un líder es empoderar a sus seguidores, es crear más líderes. Las comunidades de aprendizaje ofrecen esa oportunidad.

El continuo de coaching
Guía Colaborador Coach
Guiar

Enseñar

Modelar

Entrenar

Presentar

Colaborar

Facilitar

Compartir decisiones

Consultar

Promover

Retroalimentar

Refinar

Reflexionar

Preguntar

Escuchar

Apoyar

Cultivar autonomía

Vale la pena volver a mencionar el continuo de coaching que presentamos anteriormente y con el que deben estar ya familiarizados. Vemos que el trabajo de un coach en el rol de guía es bastante directo, donde el coach toma un papel central en la presentación de ideas. Por el otro lado, vemos el trabajo de coach en el rol de coach, donde su mayor trabajo es ayudar al cliente a reflexionar con más profundidad. En el centro está el rol de coach como colaborador, donde facilita el trabajo de grupos. El trabajo del colaborador es fomentar la colaboración, facilitar los procesos del grupo, ayudar al grupo a compartir decisiones, ayudarlo a consultar entre los miembros para la toma de decisiones y a promover la colaboración profunda.

Mientras lee este capítulo, piense en la manera en que como coach, aplicando los tres roles, trabajaría con los conceptos que presentamos a continuación.

Grupos y equipos[editar | editar código]

Primero que todo, veamos unas definiciones básicas.

Grupo de corredores en azul.png

En la fotografía, se aprecia un grupo de personas corriendo en una carrera. Ellos tienen una meta común: ganar la carrera. Todos han entrenado con mucha disciplina. Tienen un enfoque claro. Todos quieren ganar. Sin embargo, están compitiendo uno contra otro. Inclusive, si una persona cae en la carrera, hay personas corriendo que no se detendrán a auxiliarlo. Ayudar a otra persona disminuye su posibilidad de ganar la carrera. Esto es un grupo, pero no un equipo.

Futbolistas en amarillo.png

En cambio, en la siguiente foto, observamos un grupo de personas también con una meta común: ganar el partido. Todos han entrenado con mucha disciplina. Tienen un enfoque muy claro. Todos quieren ganar. Pero hay varias diferencias. En un equipo todos trabajan interdependientemente (todos dependen de todos) hacia la meta común y todos los miembros son mutuamente responsables.

Icono ejercicio y reflexiones.png

Ejercicios y reflexiones

Trabajo en parejas

Con un compañero, piense en el trabajo de su institución. ¿Es un grupo o un equipo (o hay grupos y hay equipos)? ¿Qué falta para que los grupos en su institución lleguen a ser equipos?

Comunidades de aprendizaje[editar | editar código]

El Dr. Peter Senge, autor del famoso libro sobre sistemas, La Quinta Disciplina[2] dice que, “estamos en una época donde los equipos son reconocidos como componente crítico de cada organización. El trabajo en equipo es la norma en una comunidad de aprendizaje.”

Parece que ahora tenemos identificada la primera característica de una comunidad de aprendizaje. Sin embargo, hay personas que dirían que la comunidad de aprendizaje es:

  • un taller
  • un programa
  • una reunión

No es ninguno de estos ejemplos. Es mucho más.

En educación, el Dr. Rick DuFour, famoso por sus escritos sobre las comunidades de aprendizaje, expone una definición más explícita:

Grupo en sala de reuniones.png

“[Una comunidad de aprendizaje] es un proceso colaborativo continuo que utiliza la investigación colectiva (evidencias) y acción con el fin de producir mejores resultados para sus alumnos.”

Esta definición es mucha más compleja. Vamos a descomponerla para analizarla mejor.

Comunidad de aprendizaje
Proceso
=
pasos definidos
Colaborativo
=
todos participan
Continuo
=
sin fin
Investigación acción
=
mejora
Producir mejores resultados para sus alumnos
=
el objetivo final

Analicemos[editar | editar código]

Proceso = Hay un proceso o procesos con pasos definidos que se utilizan cada vez que se reúne la comunidad de aprendizaje. Algunas comunidades utilizan protocolos (que es otro nombre para pasos definidos). Luego le daremos un ejemplo.

Colaborativo = Todos, no solamente algunos, tienen la responsabilidad de dar de su parte. Muchas comunidades de aprendizaje asignan roles tales como facilitador, secretario, reportero, encargado del tiempo y otros que les permite una responsabilidad fija y clara.

Continuo = Una vez que se termina un ciclo, se empieza otro. No hay fin en los procesos de una comunidad de aprendizaje. Las metas ayudan a aclarar los ciclos. Una vez cumplida una meta, se empieza con la próxima ya que las metas para aumentar el aprendizaje de los alumnos nunca terminan.

Investigación acción = Es el proceso continuo para identificar un problema, formular una hipótesis, ponerla en acción y evaluar el resultado con el fin de mejorar una situación de índole social. En otras palabras, ayudar a la gente.

Producir mejores resultados para sus alumnos = El objetivo de una comunidad de aprendizaje es mejorar no solamente la enseñanza de los profesores, sino el aprendizaje de los alumnos. El aprendizaje es nuestro objetivo final.

Ahora le damos más detalles[editar | editar código]

Encontramos que un formato sencillo nos ayuda a seguir los pasos del proceso. Enseguida hay un ejemplo que se ha utilizado en el nivel secundario. Usted podrá cambiar algunas cosas para crear un formato para su institución, pero lo importante es que hay un proceso (una serie de pasos) fijo.

Ejemplo de formato para comunidad de aprendizaje.png

Creemos que se da cuenta de cómo funciona el proceso al mirar el formato. El formato guía el proceso del grupo de profesores. Empezando con la identificación del problema (con base en los resultados de un examen formativo), la comunidad de aprendizaje de Estudios Sociales en la institución decidió utilizar una estrategia que creó el Dr. Robert Marzano, en la cual los alumnos utilizan su proceso de 6 pasos para aprender palabras nuevas. Luego de decidir la estrategia que van a utilizan, la comunidad de aprendizaje determinó su meta inteligente y la escribió en términos precisos para poder medir si se alcanza o no al llegar la fecha indicada. Al final, la comunidad de aprendizaje decidió hacer un plan extra para los 2 6 3 alumnos que muestran más dificultad en cada salón. A veces hay que tener listo un apoyo adicional a los alumnos que necesitan más refuerzo.

Icono ejercicio y reflexiones.png

Ejercicios y reflexiones

Trabajo en parejas

  • Con un compañero, comente sobre el proceso que acaba de leer. ¿Podría funcionar en su institución educativa? ¿Por qué?
  • ¿Es claro el proceso en el ejemplo? ¿Cómo asegura que todos participen?
  • ¿Qué va a pasar cuando termine este ciclo?
  • ¿Parece una investigación acción? ¿Por qué?
  • ¿Está claro el fin del proceso claro? ¿Cuál es?
La colaboración es clave
Icono ejercicio y reflexiones.png

Ejercicios y reflexiones

Trabajo personal

Ahora que conoce un poco sobre las comunidades de aprendizaje, le tenemos un pequeño escenario para practicar sus nuevos conocimientos.

  1. Usted está encargado de formar y/o fortalecer una comunidad de aprendizaje en su lugar de trabajo. Escriba brevemente sobre cada paso y justifique su respuesta.
    • ¿Qué pasos seguiría?
    • ¿Cómo y cuándo utilizaría el coaching?
    • ¿Qué tipo de coaching utilizaría?
  2. Piense en una necesidad de aprendizaje en su institución.
    • Utilizando un formato como el que presentamos, con modificaciones si es necesario, ¿cómo planificaría el proceso para remediar la necesidad de aprendizaje que identificó?
    • Ahora escriba una meta inteligente para el proceso.
    • ¿Qué hace falta para que funcione bien el proceso?

Cómo formar una comunidad de aprendizaje[editar | editar código]

La comunidad de aprendizaje es una institución educativa con bases firmemente planteadas en su fin: mejorar el aprendizaje de los alumnos. El fin es como un blanco a donde debemos guiar nuestro esfuerzo. Hemos visto un ejemplo de un proceso para una reunión de una comunidad de aprendizaje. Sin embargo, no hemos escrito aún sobre el funcionamiento del equipo. Algunos preguntarán, ¿cuáles son las reglas del juego? ¿Deben haber reglas escritas para el comportamiento deseado en una comunidad de aprendizaje? Estas reglas las llamamos normas.

Las normas[editar | editar código]

Las normas son el fundamento para la colaboración y la colaboración profunda es el ingrediente mágico para las comunidades de aprendizaje. Utilizamos el término “reglas del juego” pero no nos gusta este término. Preferimos llamarlas “promesas que hacemos unos a otros”. Estas palabras significan que nos estamos comprometiendo a ciertas conductas que llevan nuestro esfuerzo común al éxito.

¿Qué son las normas, entonces? Sencillamente son conductas que nos comprometemos a seguir. Nosotros hemos visto dos clases de normas, las superficiales y las profundas. Una norma superficial es la que nos llevaría a preguntarnos si es necesaria y si es una conducta observable. Por ejemplo, poner los celulares en vibrador o no contestar llamadas que no sean urgentes. ¿Por qué? Porque es una conducta muy específica y no indica claramente el valor que la fundamenta. Sabemos que el valor de respeto a las otras personas fundamenta esta norma. Sin embargo, si ponemos la norma, "respetar a las otras personas” (una norma profunda) y varias personas contestan sus celulares y hasta hablan durante la sesión, definitivamente no se ha seguido la norma. ¿Está más claro ahora el concepto de una norma superficial y una profunda?

El uso de los celulares puede ser una norma importante y sirve como ejemplo. En su experiencia con grupos en la América Latina, Don ha visto que una norma sobre el celular es importante. Después de unos días, la norma se puede revisar y hasta eliminar ya que las personas se dan cuenta que no ha cambiado sus vidas drásticamente por tener el celular apagado permanentemente. ¡Pruébelo! Apague su celular durante una sesión y préndalo durante un descanso para contestar sus llamadas. Usted verá que muy rara vez la llamada es significativamente importante. Una pregunta: ¿Qué hacíamos antes de los celulares?

Lo anterior tal vez le da una idea que el profesor o facilitador del grupo establece las normas. No es así. Por ser promesas que hacemos unos a otros, tenemos que llegar a las normas por medio de un proceso de consenso. Lo siguiente es un proceso que ha dado éxito en muchas situaciones.

Cómo llegar a las normas. Después de explicar al grupo la idea de normas y dar uno o dos ejemplos, el facilitador pide que trabajen en grupos pequeños, de 2 a 5 personas, dependiendo del tamaño del grupo. (A propósito, hacer el trabajo de llegar a normas para un grupo grande en una sesión corta no es buena idea. ¿Por qué?). Se les pide hacer una lista de normas que consideren sea lo más apropiado para el grupo. Al terminar, el facilitador pide al primer grupo que ofrezcan una, solamente una, norma que hayan escrito. El facilitador (o un voluntario) escribe la norma en la pizarra tal como lo dicta el primer grupo. Luego, el facilitador va al segundo grupo y les pide también una norma y el facilitador la escribe en la pizarra. Se sigue así hasta el ultimo grupo y luego se empieza de nuevo con el primer grupo. Se sigue hasta que todos hayan tenido la oportunidad de expresarse.

Una nota: Si una norma no está clara o hay necesidad de incorporar dos normas en una, el facilitador pide al grupo que lleguen a una determinación. El facilitador solamente debe ayudarles cuando sea absolutamente necesario, pues las normas son del grupo.

Algunos ejemplos de normas (promesas)
Normas superficiales Normas profundas
  • Levantar la mano para hablar
  • Escuchar cuando alguien habla.
  • Empezar a tiempo.
  • No dominar la conversación.
  • Respetar las opiniones.
  • Confidencialidad.
  • Ser honesto.
  • Ofrecer retroalimentación positiva.

Hemos tenido la experiencia que generalmente la lista preliminar de normas va de una docena hasta 30 normas. ¡Son demasiadas! Entonces, el facilitador coloca un número frente a cada norma y le pide a cada miembro que vote por tres. Debe ser un solo voto por norma. Luego, el facilitador recoge los votos y dos voluntarios van haciendo el conteo frente a los demás.

Generalmente vemos que de tres a cinco normas sobresalen en los votos. El facilitador pregunta si todos están de acuerdo con las que sobresalen, agregando que estarán sujetas a una revisión periódica. Enfatiza que todas las normas son importantes, pero las elegidas son las que el grupo ha escogido como las más importantes. Una vez terminada la actividad, un voluntario escribe las normas elegidas en un pliego de papel y las coloca en un lado de la pizarra o en la pared a la vista de todos.

A veces, pero raramente en nuestra experiencia, hay necesidad de que el facilitador o profesor, en su caso, pida que agreguen una norma. Por ejemplo, si un profesor ve que las normas no incluyen “empezar a tiempo” y muchos en el grupo llegan tarde, el profesor pide que incluyan esa norma (el profesor es un miembro del grupo y también tiene sus derechos). En nuestra experiencia, algunas veces hemos negociado con nuestros alumnos esa norma. La conversación va más o menos así:

Grupo: ¡Es imposible llegar a tiempo, es la hora de tráfico!

Profesor: Entonces, ¿qué tal si nuestra norma es empezar 10 minutos tarde y recortar 10 minutos del descanso?

Grupo: ¡pero necesitamos un descanso!

Profesor: entiendo, y yo necesito el tiempo para enseñar los conceptos. Entonces, o recortamos 10 minutos del descanso o salimos 10 minutos tarde, ¿qué prefieren?

En la gran mayoría de los grupos esto no se presenta, pero lo incluimos como ejemplo, pues son educadores y sus alumnos pueden tener alguna situación de este tipo.

Cómo utilizar las normas[editar | editar código]

El facilitador indica al grupo, “ustedes son los que desarrollaron las normas”. Entonces, ¿quién es el encargado de asegurar que las cumplamos? La respuesta es: cada miembro del grupo tiene una responsabilidad compartida para seguir las normas. La primera vez que alguien rompe una norma y nadie dice algo, el facilitador cuestiona: “tenemos las normas y nos hemos comprometido a seguirlas. Se han incumplido algunas y nadie ha dicho nada. ¿Qué sucede?”

Con uno o dos recordatorios en el tiempo apropiado, el grupo se encargara de manejar las normas. En una ocasión, un grupo decidió comprar unas pequeñas pelotas de esponja. Las colocaron sobre una mesa. Cuando una persona incumplía una norma, otra persona le tiraba una pelota. Después de varios pelotazos y la risa del grupo, ¡nadie incumplió las normas!

De normas a valores[editar | editar código]

Cómo revisar las normas. Las normas se revisan al principio y al final de cada sesión. Al final de la primera sesión, el facilitador pregunta, “¿Cómo nos fue con las normas que propusimos? ¿Necesitamos cambiar alguna, quitar, agregar, o seguirlas?” Es un buen momento para la reflexión del grupo.

Al principio de cada sesión, el facilitador dice, “Estas son las normas que escogimos como grupo, ¿hay necesidad de algún cambio? ¿Estamos de acuerdo en seguirlas?” Ocurre que a veces el grupo está de acuerdo en modificar alguna pero debe ser por consenso. Simplemente se hace el cambio en la lista de normas.

Después de varias sesiones, el grupo ya no tiene necesidad de cambiarlas. Entonces es una buena oportunidad para tomar de 10 a 15 minutos al principio de una sesión y en grupos pequeños evaluar las normas para luego reportar hallazgos. Hemos visto que alguna norma suele cambiar. También es oportuno analizar cuando alguna esta presentando dificultad en ser cumplida. Al mismo tiempo, el grupo internaliza más cada norma y su fundamento.

Cuando el facilitador siente que el grupo se ha formado bien y las normas representan verdaderamente promesas mutuas, entonces y solamente entonces, es hora de evolucionar ¿Qué quiere decir “evolucionar”? Es un término que hemos adaptado para mover al grupo hacia normas profundas. El proceso es relativamente sencillo, pero repetimos, solamente cuando el grupo esté listo. El grupo debe mostrar ser un verdadero equipo con un compromiso fuerte al esfuerzo colaborativo.

El facilitador al principio de una sesión forma pequeños grupos y pide que piensen en los valores que fundamentan cada norma (promesa). Después de cinco minutos, cada pequeño grupo reporta los valores de cada promesa y el facilitador (o un voluntario) escribe los valores al lado de las promesas. A veces salen tres o cuatro valores para cada promesa. Al terminar el facilitador pide al equipo que reflexione para ver si algún valor importante ha quedado afuera. Usualmente, miembros del equipo sugieren uno o dos más. Luego, el facilitador pide a todos que de los valores escritos que salieron escojan los tres más importantes para el grupo y que voten igual como hicieron con las normas. Como antes, dos personas tabulan los votos y el equipo llega a un consenso sobre los valores fundamentales que guían las promesas. Suena sencillo, pero requiere tiempo y análisis. Es una herramienta muy poderosa y debe ser así. Ahora es una buena oportunidad de romper la hoja de normas y sustituirla con la de valores. Ejemplifica el rompimiento de una vieja tradición y entrada de una nueva. Le preguntamos, ¿suena parecido a un cambio de segundo orden?

Las normas y valores en una comunidad de aprendizaje
Normas y valores ¿Cómo nos comportamos para llegar a nuestra visión? Acuerdos colectivos Guía el comportamiento

¿Por qué tantas páginas sobre las normas? Porque las normas son fundamentadas en valores y los valores son los fundamentos de una comunidad de aprendizaje.

La visión de la comunidad de aprendizaje[editar | editar código]

Ya hemos explicado que el fin de toda comunidad de aprendizaje educativa debe ser el de aumentar el aprendizaje de los alumnos. Muchas comunidades de aprendizaje adoptan esta visión y misión. Otras comunidades de aprendizaje quieren agregar algo diferente o utilizar palabras distintas. Por ejemplo, Don participó en una comunidad de aprendizaje en su entrenamiento de coaching. La visión tenia dos aspectos: aumentar el aprendizaje de todos los alumnos y cerrar la brecha entre el aprendizaje de los grupos raciales. Esa visión estuvo presente en todo el trabajo de la comunidad de aprendizaje de coaching por más de cinco años.

La visión y/o misión son decisión del equipo. Anteriormente describimos el proceso para llegar a una visión colectiva y estamos seguros que usted como coach ya sabe cómo hacerlo.

Misión ¿Por qué?

¿Por qué existimos?

Nuestro fin fundamental Clarifica el enfoque
Visión ¿Qué?

¿Qué debemos llegar a ser?

Un futuro poderoso Da dirección

Las metas en una comunidad de aprendizaje[editar | editar código]

Tener valores, misión y visión claras dan vida a una comunidad de aprendizaje. Ser parte de una comunidad que aprende mientras que hace algo importante es increíblemente motivante. Don nunca se olvidará de la comunidad de aprendizaje en una secundaria cuando le preguntaron: ¿Cuándo se reúnen? A lo que respondió un maestro: “No alcanzamos a hacer todo lo que queremos en la reunión semanal. A veces nos juntamos a desayunar a las 6:30 am. Hemos hablado de reunirnos en vacaciones para estar listos a recibir al nuevo grupo de alumnos.” Uno puede pensar ¡¿qué?! Pero la verdad es que un equipo que se siente supremamente motivado por su visión, con suficiente autonomía para tomar decisiones y con un fuerte compromiso con sus alumnos, lo hace. Es justamente lo que necesitamos en la educación.

Pero la realidad es que hay mucho que hacer y podríamos perdernos en la complejidad en nuestra profesión. La visión nos dice a dónde vamos a largo plazo (aumentar el aprendizaje). Las metas nos ayudan a clarificar el camino hacia la visión. Las metas nos ayudan a ver los próximos pasos y evaluar nuestro progreso (Los alumnos en las clase de... aumentarán sus puntajes en el examen obteniendo un promedio mínimo de...

Ya hemos escrito algo acerca de establecer metas e indicadores. ¡Así que usted ya es un experto en el tema! Lo importante es que cada meta tenga sus indicadores de progreso y los utilice continuamente para refinar el trabajo.

Las metas en una comunidad de aprendizaje
Metas ¿Cuánto?

¿Cómo medimos nuestro progreso?

Enfoques y tiempos Establece prioridades

Poner la comunidad de aprendizaje a producir[editar | editar código]

Con las normas, una visión/misión clara, y las primeras metas escritas por consenso, usted ya tiene trabajo para las próximas semanas, meses y años. Una comunidad de aprendizaje que está funcionando verdaderamente bien es un equipo de personas que reflexionan profundamente sobre su trabajo en un ambiente de respeto mutuo entre colegas. Cuando alguien no pone de su parte, las otras personas le indican claramente: “Jorge, últimamente hemos visto que no has dado todo de tu parte. ¿Cómo podemos ayudarte a ser el miembro tan productivo y colaborador que siempre has sido?”

¡Manos a la obra líderes y coaches!

Icono ejercicio y reflexiones.png

Ejercicios y reflexiones

Trabajo individual

Usted vio que las comunidades de aprendizaje pueden ser un modelo excelente de autonomía y liderazgo compartido entre un grupo. Para cada actividad, piense en el trabajo del coach para ayudar a un grupo a llegar a ser una verdadera comunidad de aprendizaje.

  1. Piense en su propia institución. ¿Cómo puede introducir la idea de normas/promesas al grupo?
  2. Una verdadera comunidad de aprendizaje tiene el fin de mejorar el rendimiento académico de los alumnos. ¿Cómo puede ayudar al grupo a entender y aceptar este concepto?
  3. Cuando el grupo asuma la responsabilidad de mejorar el aprendizaje de sus estudiantes, ¿cuáles son los próximos pasos a dar? ¿Qué necesita facilitar para llevar al grupo a ser una verdadera comunidad de aprendizaje?
  4. Escriba una reflexión sobre este proceso.

Referencias[editar | editar código]

  1. Coach de tenistas famosos
  2. Senge, R (1990). The fifth discipline. New York Doubletree.

Proceso por el cual las personas adquieren cambios en su comportamiento, mejoran sus actuaciones, reorganizan su pensamiento o descubren nuevas maneras de comportamiento y nuevos conceptos e información.

Establecimiento de carácter público, privado, municipal o por cooperativa a través del cual se ejecutan los procesos de educación escolar.

Un grupo de personas que trabajan hacia una meta común para el cual todos son mutuamente responsables.

a) La persona que realiza el coaching, b) en el continuo de coaching es el rol de trabajar con los procesos mentales del cliente.

a) Llevar a una persona valiosa de donde el o ella esta a donde el o ella puede llegar; b) Trabajo de un coach.

En el continuo de coaching es el rol de ser muy directo y enseñar, mostrar, guiar, etc.

Un equipo de personas que trabajan en forma colaborativa para producir en los estudiantes mejores resultados académicos.

En el continuo de coaching es el rol de ser muy directo y enseñar, mostrar, guiar, etc.

En el continuo de coaching es el rol de facilitar el trabajo en grupo.

a) La persona que realiza el coaching, b) en el continuo de coaching es el rol de trabajar con los procesos mentales del cliente.

La persona que recibe el coaching. Algunas veces se llama coachee.

En el continuo de coaching es el rol de facilitar el trabajo en grupo.

a) Llevar a una persona valiosa de donde el o ella esta a donde el o ella puede llegar; b) Trabajo de un coach.

Indicadores de éxito de un plan escrito en forma específica.

Las “promesas” que los miembros de un equipo hacen uno al otro sobre su comportamiento.

Las “promesas” que los miembros de un equipo hacen uno al otro sobre su comportamiento.

Destrezas fonológica que consiste en decir cuántos fonemas o sílabas hay en una palabra.

Transformación que es caracterizada por romper con esquemas existentes.

Indicadores de éxito de un plan escrito en forma específica.

Espacio vital en el que se desarrolla el ser humano. Conjunto de estímulos que condicionan al ser humano desde el momento mismo de su concepción.