3. Guía de apreciación a mentoras comunitarias

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
Tutoras con diploma.png
La apreciación y el diálogo se realizan en una visita mensual a la mentora comunitaria mientras desarrolla una sesión, con el objetivo de ofrecer retroalimentación oportuna que le permita mejorar la calidad de sesiones que imparte. Durante la visita, se aprecia su desempeño en base a una serie de indicadores establecidos en la GuíaEn el continuo de ''coaching'' es el rol de ser muy directo y enseñar, mostrar, guiar, etc. de apreciación. Seguidamente, se tiene un diálogo con ella para reflexionar sobre los aspectos más relevantes de su desempeño. Dialogar con la mentora sobre su preparación en los temas, sus decisiones y los logros que alcanza con las niñas adolescentes que atiende, es un proceso que ofrece la oportunidad de aprender.

La Guía de apreciación se estructura en cuatro secciones, según los logros más valorados por las participantes de Abriendo Oportunidades®: 1. perder el miedo de participar; 2. aumentar su autoestima; 3. obtener nuevos conocimientos y 4. ampliar su red de amigas. Cada apartado está desglosado en varios indicadores que se califican mediante el sistema de semáforo, describiendo si está en verde, amarillo o rojo según el desempeño de la mentora.

Gracias a que es un instrumento para la evaluación formativa, éste ofrece insumos precisos para la mejoría de las mentoras.

Antes de la visita[editar | editar código]

Conocer de antemano lo que se va a observar permite comprender de mejor forma lo que sucede.

1. Antes de la visita

  • Confirmar la fecha y el horario de la sesión en que realizará la visita.
  • Identificar qué tipo de sesión se va a desarrollar. Si es sesión de tema, lea las actividades propuestas en la guíaEn el continuo de ''coaching'' es el rol de ser muy directo y enseñar, mostrar, guiar, etc. curricular.
  • Avisar a la mentora comunitaria que la visitará. Puede realizar también visitas sorpresas sin haberle avisado previamente.
  • Si no es la primera vez que visita a la mentora, identifique cuáles son sus principales fortalezas y debilidades.
  • Llenar los datos generales en el formato de la Guía de apreciación.

Durante la visita[editar | editar código]

Mujer y niña con cuadernos.png

Es importante limitar el impacto de la visita sobre la dinámica usual y las actividades en desarrolloCrecimiento o aumento en el orden físico, intelectual o moral.. No se puede obviar que es un factor de distracción para las niñas adolescentes participantes, la mentora comunitaria y la comunidad.

2. Al llegar a la comunidad

  • Saludar a la mentora comunitaria como de costumbre y a las niñas adolescentes que estén en el lugar.
  • Aclarar el propósito de la visita rutinaria.
  • Fortalecer la seguridad y confianza de la mentora comunitaria.

3. Durante la sesión

  • Saludar al grupo de participantes y contar que está con ánimos de ver cómo trabajan, juegan y platican durante la sesión.
  • Ocupar un espacio dentro del espacio seguro desde el que sea visible el grupo y la mentora comunitaria, en donde no se interrumpan las actividades.
  • Llenar el formato de la Guía de apreciación marcando una X dentro del recuadro de la columna semáforo que describe de mejor manera lo ocurrido en la sesión.
  • Escribir en la columna notas, sus sugerencias, preguntas, ideas y/o felicitaciones para la mentora.
  • No es necesario que llene cada aspecto en el orden que se presenta en la tabla durante la sesión. Puede llenar la guía en el orden deseado, según se van dando las situaciones en la sesión.

4. Después de la sesión

  • Felicitar a la mentora comunitaria por el desarrollo de la sesión enfatizando en algún aspecto positivo.
  • Desarrollar el diálogo de encuentro con la mentora en base a la Guía de apreciación.
  • Preguntar a la mentora: ¿Qué valoras de la sesión? ¿Qué se logró en el crecimiento de las participantes? ¿Qué puntos quedaron pendientes?
  • Compartir los resultados y apuntes anotados en el formato de la Guía de apreciación.
  • Acordar estrategias para mejorar la calidad de la sesión en aquellos aspectos que están débiles.
  • Agradecer la apertura de la mentora y su disponibilidad de seguir apoyando a las niñas adolescentes, valorando algún aspecto positivo de su desempeño.

Después de la visita[editar | editar código]

Es importante dejar registro de todos los hallazgos y valoraciones inmediatamente después de la visita para que no se pierda información valiosa, para identificar cualquier vacío pendiente que sea necesario retomar a la brevedad con la mentora y para abordar con la coordinación de sitio todo asunto relevante que amerite su atención.

5. Registro de resultados

  • Ingresar resultados en la base de datos correspondiente.
  • Transcribir comentarios sobresalientes a la visita.
  • Archivar el formato en el expediente de la mentora.
  • Comunicar a quien corresponde cualquier situación extraordinaria que requiere de atención especial.
Mujer sentada en hamaca.png