Estrategias para motivar a leer

De CNB
Saltar a: navegación, buscar


Docente: Glenda Yojany Rivera López

Maestro 100 Puntos 2014


Proyecto desarrollado en: EORM, República de México, Cantón Samaria, Aldea Las Palmas, Coatepeque, Quetzaltenango


Grados: Cuarto primaria


Las Estrategias para motivar a leer promueven la lectura por placer en los niños de cuarto grado. Además desarrolla una serie de habilidades y destrezas que le ayudan a aprender otras áreas de conocimiento. El proyecto está constituido por técnicas y estrategias que inducen al niño a leer de una forma agradable, participativa, competitiva, creando en ellos interés por descubrir cosas nuevas a través de la lectura. Con la aplicación de estas técnicas y estrategias poco a poco a manera de juego el niño se introduce en el mundo de la lectura, hasta formar en él el hábito de leer.


¿Para qué?
  • El mayor objetivo es inducir al niño a que lea por pasión, que ame los libros, revistas, periódicos.


¿Por qué?
  • Todo lo que se lee nos ofrece una gama inmensa de información, recreación y conocimiento. Fomentar la lectura en los niños les hace personas cultas, despierta la imaginación, enriquece el vocabulario, amplía la capacidad de concentración, mejora la ortografía, ejercita la mente, ayuda a expresarse de forma oral y escrita, estimula el cerebro, les entretiene y eleva la autoestima.


¿Con qué?
  • Libros, revistas, periódicos, etc.
    Niña y grupo dice sí - ExE lectura.pngNiña y grupo dice no - ExE lectura.png


¿Cómo?
Maestro con puntero - ExE lectura.png
  • Las estrategias que conforman el proyecto son los siguientes:
  • El Rompecabezas de lecturas: Los niños se organizan en grupos de seis a siete estudiantes. Se tienen cuentos en forma de rompecabezas que básicamente se dividen en dos partes: la figura del cuento y el texto que explica la figura. En clase se lee el cuento y al concluir los niños agrupan las imágenes con el texto tratando de armar el rompecabezas llevando una línea cronológica. El primer grupo que lo reconstruya correctamente gana.
  • Lectura circulante: Se trata de lecturas de cuentos que aparecen en los periódicos. Cada cuento se pega en una hoja especial y en la parte de atrás se anotan actividades que el estudiante debe realizar. Cada día que se realiza los niños se van rotando los cuentos de modo que todos lean y ejecuten las actividades.
  • La contienda: Se organizan dos grupos. La maestra hace preguntas de las diferentes áreas curriculares. Los grupos se pueden apoyar en todo el material que tengan. El primer grupo que encuentra la respuesta es el ganador.
  • Lectura Familiar: Se envían lecturas a casa para que los padres se involucren conjuntamente con los niños. Además los padres se involucran en presentaciones teatrales, recetas de cocina, experimentos, etc.
  • Argumentos: Se pegan figuras en orden cronológico en el pizarrón, los alumnos pasan a explicarlas. Luego se lee el texto original.
  • El Bululú: Bululú era una persona que recitaba novelas con entonaciones distintas de voz para distintos personajes. Los estudiantes leen textos y se selecciona el mejor Bulubú.


¿Cómo va el proceso de aprendizaje?

Al finalizar la estrategia se conecta con el área ya específica que se está estudiando y se aplica técnicas de evaluación de observación y desempeño según sea el caso.

Los instrumentos a utilizar en los procesos de enseñanza aprendizaje son: anecdotario, sebate, bitácora, entrevista, ensayos, cuestionarios, portafolio, texto paralelo, todas estas herramientas de empeño.

En cuanto a las de observación: lista de cotejo y la rúbrica.

Se evalúan aspectos como: conductas, recreaciones, comprensión lectora, habilidades, destreza, expresión oral y escrito, caligrafía, ortografía y rendimiento escolar.


¿Qué nuevos pasos se pueden seguir?
  1. Existen otras estrategias como tutorías, el tendedero, cuenta cuentos, lectura con fondo musical y todas las técnicas que sugiere el Ministerio de Educación. Lo importante es la forma en que se introducen en el aula de manera que logre el interés de los estudiantes para aplicarlo en su aprendizaje.

Capacidad de producir una palabra específica para un significado o la habilidad de comprender palabras.

Término utilizado, a menudo, como un saber hacer. Se suele aceptar que, por orden creciente, en primer lugar estaría la habilidad, en segundo lugar la capacidad, y la competencia se situaría a un nivel superior e integrador. Capacidad es, en principio, la aptitud para hacer algo. Todo un conjunto de verbos en infinitivo expresan capacidades (analizar, comparar, clasificar, etc.), que se manifiestan a través de determinados contenidos (analizar algo, comparar cosas, clasificar objetos, etc.). Por eso son, en gran medida, transversales, susceptibles de ser empleadas con distintos contenidos. Una competencia moviliza diferentes capacidades y diferentes contenidos en una situación. La competencia es una capacidad compleja, distinta de un saber rutinario o de mera aplicación.

Proceso por el cual las personas adquieren cambios en su comportamiento, mejoran sus actuaciones, reorganizan su pensamiento o descubren nuevas maneras de comportamiento y nuevos conceptos e información.

Aplicar estrategias para entender y recordar. Implica estar en capacidad de comunicar lo que se ha leído y escuchado.

Habilidad, facilidad o arte para hacer algo bien hecho.