2.3 Educación financiera: Tengo que escoger la mejor opción

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
No. y nombre de la sesión 2.3 Educación financiera: Tengo que escoger la mejor opción
Al finalizar la sesión... Las participantes toman conciencia que no se puede tener todo lo que se desea.

Las participantes distinguen qué necesitan y qué no necesitan.

Las participantes eligen entre diferentes opciones la mejor para comprar.

Conceptos clave Necesidad: Exigencia de algo que nos falta parar completar una meta, estar bien, sobrevivir.

Utilidad: Cualidad que satisface una necesidad.

Elección: Capacidad de escoger entre una cosa u otra cosa según nuestras necesidades y preferencias.

Presupuesto: Planificación de ingresos y gastos

Satisfacción: Sensación de gusto y bienestar.

Ingreso: Dinero que recibimos de regalo o como pago de un trabajo.

Gasto: Dinero que pagamos por las cosas o servicios.

Tiempo requerido 2 horas
Materiales Escenas 1, 2, 3 y 4

Papelógrafo

Marcadores

4 historias para repartir

Bienvenida[editar | editar código]

Dé la bienvenida del día a las participantes, confirmando quiénes están presentes o ausentes. Comparta con ellas que el día de hoy van a platicar sobre la importancia de planificar de acuerdo a los recursos que tenemos y a escoger la mejor opción.

Introducción del tema[editar | editar código]

Mientras se narran las dramatizaciones vaya pegando las escenas:

Escena 1

Todas las personas tenemos necesidades.

Escena 2

Se compran bienes y pagan servicios para satisfacerlas.

Escena 3

No se puede comprar todo porque el dinero es limitado.

Escena 4

Cuando elegimos una cosa –que es lo que más necesitamos, descartamos otras.

Pida a las niñas que formen cuatro grupos, explique que cada grupo va a hacer una dramatización de cómo identificamos que necesitamos cosas hasta cómo elegimos comprando algo que queremos. Entregue a cada grupo una breve historia de una niña que identifica que necesita algo, luego busca comprar para satisfacer la necesidad, luego se encuentra con que tiene varias opciones de lo mismo y decide comprar una de todas las opciones.

Historias

Grupo 1:

Juana fue a la escuela y le dejaron de tarea hacer un cartel de las partes de la planta. Ella vio que tenía necesidad de comprar cosas para hacer su cartel, pensó en comprar papel, lana, goma, tijeras, brillantina, plasticina, cartón de colores. Cuando le pidió dinero a su mamá sólo le dio Q5.00, en la librería no le alcanzaba para todo lo que quería comprar. Juana escogió lo más importante: papel, tijeras y goma. Con esas tres cosas logró hacer su tarea lindísima.

Grupo 2:

En la mañana Fabiola acompañó a su papá al pueblo, comprarían cosas para preparar la

siembra. En el pueblo había tantas, tantas, tantas, tantas cosas para comprar y eran lindas todas. Fabi empezó a pedir y pedir a su papá y él se las compraba aunque no las necesitaban. Al final no pudieran comprar todo lo necesario para la siembra y solo pudieron cosechar la mitad de lo normal.

Grupo 3:

La mamá de Sonia tenía gripe fuerte y fueron a la farmacia del pueblo a comprar una medicina. Estando allí, les ofrecieron dos opciones una caja era colorida, con letras bonitas y una foto de una señora linda que se sentía muy bien. Estas costaban Q5.00 cada pastilla. También las ofrecieron unas pastillas blancas, en una caja de letras sencillas sin colores y sin fotos, que costaban Q1.00 cada pastilla. El señor de la farmacia les explicó que las dos eran iguales y la iban a curar, pero unas eran más caras porque eran de marca y las otras no. La mamá de Sonia compró las blancas y con lo que tenía hasta le alcanzó para comprar más y tener la próxima vez que alguien en la casa se enfermara.

Grupo 4:

Un día Julia acompañó a su mamá a la tienda ya que tenían que preparar el almuerzo pues hoy llegarán a almorzar sus tíos y primos que viven lejos. La mamá de Julia tenía Q40.00 para gastar en pollo, verduras y arroz para preparar un almuerzo sabroso. Cuando llegaron a la tienda Julia vio unos listones de colores brillantes lindos y le pidió tanto a su mamá que se los comprara que al final la mamá se los compró con parte del dinero que tenía para comprar lo del almuerzo. Entonces no compró suficiente pollo y en el almuerzo el caldo fue de verduras, arroz y poquitito pollo.

Dé 10 minutos a los grupos para que lean y planifiquen su sociodrama. Luego deben presentarlos al grupo.

Después de cada presentación pregunte:

¿Por qué fueron a comprar cosas?
¿Qué necesitaban comprar?
¿Con qué pagaron la compra?
¿Quién se las vendió?
¿Qué tuvieron qué decidir al momento de comprar?
¿Fue de utilidad lo que compraron?
¿Le ayudó comprar lo que escogió?
¿En qué se debió haber fijado para tomar una buena decisión de compra?

La lideresa tendrá un el siguiente cuadro preparado en un papelógrafo para ir llenando los espacios:

Personaje Decisión que tomó Utilidad Beneficio
¿Para qué le sirvió? ¿Qué ganó?

Teorizar y definir[editar | editar código]

Platique con las niñas que desde pequeñas tomamos decisiones. Elegimos qué comer, a qué jugar, si venimos al grupo o no. ¡Ahora aprenderás a cuidar tus recursos, cómo ahorrar y muchas cosas más! Haga con ellas un ejercicio de elección.

Pida a tres voluntarias y dé a cada una un papel que representa un billete de 5 quetzales. Luego muéstreles tres objetos que pueden comprar, pero que juntos suman más de Q5.00 de tal forma que pueden comprar solamente uno o dos. Pídales que elijan qué objeto eligen y cuenten al resto del grupo por qué eligieron ese. Pregúnteles:

¿Qué significa elegir?
¿Cuándo elegimos cosas?
Da un ejemplo de algo que elegiste hoy y fue una buena elección

Aplicación a la vida[editar | editar código]

Platique con las niñas que antes de elegir comprar algo deben pensar en la utilidad de lo que se va a comprar. Pida a cada niña que de ejemplos de una cosa que compró en la última semana. Entre todas pueden comentar si fue una decisión útil según los resultados que tuvo esta elección.

Por ejemplo: una niña compró una manzana en lugar de una bolsita de comida; le sirvió para quitarse el hambre y ganó nutrirse con vitaminas y minerales que le dio la fruta.

Término utilizado, a menudo, como un saber hacer. Se suele aceptar que, por orden creciente, en primer lugar estaría la habilidad, en segundo lugar la capacidad, y la competencia se situaría a un nivel superior e integrador. Capacidad es, en principio, la aptitud para hacer algo. Todo un conjunto de verbos en infinitivo expresan capacidades (analizar, comparar, clasificar, etc.), que se manifiestan a través de determinados contenidos (analizar algo, comparar cosas, clasificar objetos, etc.). Por eso son, en gran medida, transversales, susceptibles de ser empleadas con distintos contenidos. Una competencia moviliza diferentes capacidades y diferentes contenidos en una situación. La competencia es una capacidad compleja, distinta de un saber rutinario o de mera aplicación.

Término introducido por Le Boterf, entendido como los conocimientos, procedimientos y actitudes que es preciso emplear para resolver una situación. Unos son recursos internos, que posee la persona, tales como conocimientos, procedimientos y actitudes; otros son externos, como todo aquello (ordenador, diccionario, compañero, etc.) a lo que se puede acudir para resolver exitosamente una situación.