3.1 Salud sexual y reproductiva: salud sexual y reproductiva

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
No. y nombre de la sesión 3.1 Salud sexual y reproductiva: salud sexual y reproductiva
Al finalizar la sesión... Las participantes aumentan su conocimiento de los términos anatómicos y fisiológicos correctos.

Las participantes pierden la vergüenza de hablar sobre el sexo científicamente.

Conceptos clave Salud sexual y reproductiva: es un proceso continuo de bienestar físico, psicológico y sociocultural relacionado con la sexualidad, se evidencia en las expresiones libres y responsables de capacidades sexuales que conducen al bienestar personal y social, enriqueciendo la vida individual y social. Para poder conseguir y mantener la salud sexual es necesario que se reconozcan y defiendan los derechos sexuales de todas las personas (OPS/OMS,2000).
Tiempo requerido 2 horas
Materiales 10 hojas de papel, cada una con el nombre término científico de una parte del cuerpo escrito en la parte superior de la hoja: (pene, testículos, vagina, senos, relaciones sexuales, menstruación, orgasmo, brazo, hombre, mujer).

Bienvenida[editar | editar código]

Dé la bienvenida del día a las participantes, confirmando quiénes están presentes o ausentes. Dígales que hoy necesitan tener la lengua floja para poder hablar de todas las cosas que hace nuestro cuerpo y empiece por jugar con ellas una jerigonza o un trabalenguas.

Introducción del tema[editar | editar código]

Invítelas a hacer un experimento. Forme diez grupos, a cada uno entregue un papelógrafo con el nombre de una de las partes del cuerpo. Pida que escriban debajo una lista de todos los otros nombres que se usan para llamar a esa parte del cuerpo. Al pasar diez minutos pida que regresen y pasen al frente por grupos presentando su papelógrafo. Reflexione con ellas acerca de la actividad preguntando:

¿Por qué es tan divertida esta actividad?

Nos reímos en esta actividad porque nos da vergüenza pensar en los sobrenombres que usamos para las partes privadas de nuestros cuerpos. También los sobrenombres que usamos no tienen nada que ver con nuestros cuerpos.

¿Cuántas palabras escribieron para “brazo”?

¿Cuántas palabras escribieron para “pene”?

¿Por qué hay tantas palabras para “pene” y no muchas para “brazo”?

Por tener timidez y vergüenza de hablar de las partes privadas de nuestros cuerpos, como pene, creamos sobrenombres u otras palabras comunes para referir a estas partes. Pero si pensamos en la palabra “brazo” que no es una parte privada, no tenemos tantos sobrenombres porque no nos da pena hablar de un brazo.

¿Cuáles son las ventajas de usar las palabras correctas?

Para estar claro de lo que hablan, no hay debemos sentir pena hablar de nuestros cuerpos y es también una forma de respeto.

Diga al grupo como conclusión de la actividad:

Las mujeres pueden sentirse cómodas de conocer y hablar de sus cuerpos para poder así cuidarlos. En la sesión de hoy y las siguientes vamos a aprender y a usar los nombres correctos de nuestro cuerpo, también vamos a conocer sobre la sexualidad y nuestra vida.

Teorizar y definir[editar | editar código]

Lleve en un papelógrafo el concepto de Salud Sexual y Reproductiva y léala con ellas. Luego explíqueles lo siguiente sobre la Salud Sexual y Reproductiva.

La educación sobre la salud sexual y reproductiva implica hablar de cómo de reproducen los humanos y las relaciones entre humanos. Para ustedes es un derecho humano, eso significa que si conocen sobre la salud sexual y reproductiva pueden tener más información y conocimientos para tomar decisiones en sus relaciones con otras personas y también en la vida que quieren construir.

Pida que se formen parejas de amigas. Entregue a cada pareja medio papelógrafo y pida que dibujen allí como se sienten de aprender sobre su sexualidad y reproducción. Debajo de su dibujo harán una lista de preguntas de temas que quieren conocer sobre salud sexual y reproductiva. Insista que todos los sentimientos y que todas las preguntas que tengan están bien y son importantes. Recoja los papelógrafos y coloque todos en un lugar para que todas las compañeras puedan verlos. Tome unos diez minutos para que las participantes pasen a ver el trabajo de todos los demás grupos. Pregunte:

¿Qué sentimientos se expresan?

¿Cuántas preguntas lograron leer?

¿Han aprendido antes de este tema?

¿Qué les han dicho en su casa sobre la sexualidad?

¿Qué les han dicho en la escuela?

¿Qué les han dicho en la Iglesia?

¿Por qué no es común que se la de toda la información a los jóvenes acerca de su cuerpo y su salud sexual?

Aplicación a la vida[editar | editar código]

Cierre con una actividad que permita a las participantes entender la importancia y la validez de hablar sobre estos temas, para que también tengan buenos argumentos de la importancia de conocer sobre su sexualidad. Diga que van a jugar mitos y respuestas, primero hablarán sobre los mitos y luego identificarán respuestas verdaderas esos mitos.

Escriba en papelógrafos mitos que se tienen acerca de la salud sexual y reproductiva en su comunidad, ideas que se usan para decir que este tema no se debe hablar entre las jóvenes y las niñas. Algunos mitos pueden ser:

  • Es un pecado hablar sobre esos temas
  • Al empezar a conocer sobre los temas las jóvenes van a ir a buscar a sus novios para hacer cosas.
  • Hablar sobre sexualidad hace que tengan más curiosidad y vayan a probar todos lo que se les ha dicho.
  • Es un tema solo para hombres, las mujeres no tienen por que andar conociendo de esto.
  • Quien habla del tema es porque algo sabe, ya es experimentado y anda teniendo relaciones por allí.
  • No todas las personas son iguales y entonces no todas necesitan hablar del tema.
  • Es un tema de familia y solo en la familia se debe hablar.
  • Es mejor que aprendan con sus amigas o con sus esposos.

Permita que en sus grupos hablen sobre el mito que les tocó e identifiquen que cosas son ciertas y qué cosas no. Mientras ellas hacen eso, pegue en una parte visible del salón otros papelógrafos con respuestas, ideas que explican por qué sí es importante conocer de la sexualidad.

Algunas ideas de respuestas pueden ser:

  • Nuestro cuerpo es un regalo maravilloso y lo debemos conocer a fondo para poderlo cuidar y respetar.
  • La información que se maneja en la calle, la tela, los amigos y amigas, no siempre es verdadera, puede confundir y llevar a cometer errores serios.
  • La información elimina el morbo y permite tener una actitud sana y responsable.
  • La sexualidad es un tema para hombres y para mujeres, ambos tenemos sexualidad.
  • Hay mucha información sobre la sexualidad y la salud sexual disponible en la calle, las escuelas, las bibliotecas etc.
  • A veces la familia no tiene suficiente información y se necesita que alguien más enseñe del tema con información científica.
  • Conocer de sexualidad solo significa que se tiene interés en conocer más sobre el cuerpo, la forma de relacionarse.
  • Conocer de sexualidad permite a las jóvenes ser responsables en sus decisiones.

Pida a los grupos que lean todas las respuestas y sin moverse de su lugar escojan una que sirve para desmentir el papelógrafo que ellas tienen. Espere a que todas hayan seleccionado una respuesta y cuando usted diga ¡Ya! todas deben ir corriendo, con su papelógrafo hacia la frase que escogieron. Estando todas en la respuesta seleccionada, pida que cada grupo exponga la idea que les tocó y lo que escogieron.

En evaluación, la validez se pregunta si los datos recogidos y analizados corresponden a lo que pretenden registrar y analizar.

Predisposición a actuar de determinada manera.