5.1 Educación financiera: Aprendo a comprar I

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
No. y nombre de la sesión 5.1 Educación financiera: Aprendo a comprar I
Al finalizar la sesión... Las participantes adquieren herramientas para desarrollar el hábito de ser consumidoras inteligentes, lo que las ayudará a controlar gastos y a ahorrar.

Las participantes identifican el significado de “compra inteligente”: cuando la persona –antes de hacerla- se pregunta si la necesita y compara el precio y la calidad del producto.

Conceptos clave Gasto: Dinero destinado a la compra de bienes y servicios.

Precio: Valor de los bienes y servicios expresado en dinero.

Comparar: Revisar dos o más opciones para descubrir sus semejanzas, diferencias, ventajas y desventajas.

Consumo: Comprar un bien o servicio para satisfacer un deseo o una necesidad. Compra más conveniente: Comparar antes de comprar un bien o un servicio.

Tiempo requerido 2 sesiones de 2 horas
Materiales Carteles con escenas

Papelógrafos

Marcador

Hojas en blanco

Lápices

Día 1

Bienvenida[editar | editar código]

Dé la bienvenida del día a las participantes, confirmando quiénes están presentes o ausentes. Comparta con ellas que el día de hoy van a platicar sobre lo que hay qué hacer antes de comprar algo para que la compra rinda más y valga la pena. Cuénteles que van a escuchar un cuento sobre unas monas y las decisiones que tomaron ante sus opciones.

Introducción del tema[editar | editar código]

Cuente la siguiente historia las participantes.

Había una vez una extraña selva llena de monas babuanas. Las babuanas eran unas monas de largos brazos y piernas cortitas, que dedicaban todo el tiempo a adornar sus brazos de coloridas y brillantes pulseras. Cada cierto tiempo les visitaba el macaco Mambo, con su carro lleno de pulseras y cachivaches. En una de sus visitas, apareció con unas enormes y brillantísimas pulseras, las más bonitas que había llevado nunca. Y también las más caras, porque nunca antes había pedido tanto por ellas. Todas las babuanas, menos Betty, corrieron por todas partes a conseguir suficientes bananos para pagar su pulsera. Siendo tan caras, tenían que ser las mejores.

Pero Betty, que guardaba bananos por si alguna vez en el futuro hicieran falta, y que a menudo dudaba de que todas aquellas pulseras sirvieran para algo, pensó que eran demasiado caras. Pero como no quería desaprovechar la visita de Mambo, rebuscó entre sus cachivaches algo interesante,

hasta dar con una caja extraña llena de hierros torcidos. "No sirve para nada, Betty", le dijo Mambo, "puedes quedártela por un par de bananos".

Así, Mambo se fue habiendo vendido sus pulseras, dejando a las babuanas encantadas y sonrientes. Pero al poco tiempo comenzaron a darse cuenta de que aquellas pulseras, tan anchas y alargadas, no dejaban mover bien los brazos, y eran un verdadero problema para hacer lo más importante en la vida de una babuana: coger bananos. Trataron de quitárselas, pero no pudieron. Y entonces resultó que todos querían los bananos de Betty, que eran los únicos en toda la selva que no estaban en los árboles. Así, de la noche a la mañana, Betty se convirtió en la babuana más rica de la selva.

Pero no quedó ahí la cosa. Aquella caja de raros hierros torcidos que tan interesante le había parecido a Betty y tan poco le había costado, resultó ser una caja de herramientas, y cuando Betty descubrió sus muchas utilidades, no sólo pudo liberar a las demás babuanas de aquellas inútiles pulseras, sino que encontraron muchísimas formas de utilizarlas para conseguir cosas increíbles.

Y así fue como, gracias a la sensatez de Betty, las babuanas comprendieron que el precio de las cosas nada tiene que ver con su valor real, y que dejarse llevar por las modas y demás mensajes de los vendedores es una forma segura de acabar teniendo problemas.

Adaptación de Cuentos cortos para dormir de Pedro Pablo Sacristán.

Pregunte a las participantes:

¿Quiénes son los personajes de la historia?

¿Qué vendía el vendedor?

¿Con qué compraban las babuanas los artículos que el vendedor vendía?

¿Para qué servían las pulseras que compraban?

¿Qué les produjo las pulseras a las monas después de un tiempo?

¿Qué compró y dejó de comprar Betty? ¿Qué piensas de su decisión?

¿Qué piensas de la decisión que tomaron las demás monas babuanas?

¿Qué cosas compramos que son como las pulseras que nos hacen gastar dinero pero no sirven de mucho?

¿Qué cosas compramos que son como el hierro de la historia y que sirven para muchas cosas?

Coloque carteles con las escenas en desorden y pida que ellas las pasen a ordenar según lo ocurrido en la historia.

Escena 1: Betty tiene bananos para comprar y se pregunta si de verdad necesita las pulseras que vende Mambo.

Escena 2: Betty decide que las pulseras son muy caras y se decide a comprar, por un banano, un hierro torcido.

Escena 3: Betty ayuda a las demás babuanas a quitarles las pulseras con el hierro retorcido (herramienta) que pagó tan barato y resultó ser muy útil.

Luego forme tres grupos y pida a cada grupo que dibuje la escena en un papelógrafo y escriba la pregunta que se hace cada mona en la escena. Las presentan y pasan a pegar en las escenas al frente.

Escena 1

Yo gasto los recursos de acuerdo a mis necesidades y posibilidades; por eso antes de gastar me pregunto “¿realmente lo necesito?”

Escena 2

Comparo los bienes y servicios para hacer una compra que valga la pena. Esa comparación me ayuda a tomar decisiones correctas.

Escena 3

Ahora que sé comprar cosas que valen la pena y que rinden, aseguro mi bienestar y el de mi familia.

Teorizar y definir[editar | editar código]

Presente un papelógrafo con las preguntas de oro al comprar algo. Pida que escojan un objeto que quieren comprar y que contesten las preguntas de acuerdo a ese objeto.

  1. ¿Tengo el dinero?
  2. ¿Lo necesito?
  3. ¿Para qué me sirve?
  4. ¿Qué beneficio me traerá?
  5. ¿Habrá otra cosa en la que puedo usar mejor mi dinero?

Muestre en un papelógrafo la siguiente tabla en la que usted puede poner cualquier producto al que le investigó precios y calidades en diferentes puestos de venta (por ejemplo un canasto). Explíqueles a las niñas que para hacer una buena compra hay que buscar el mejor precio del producto que se desea comprar y esto se logra investigando y comparando precios y calidades de lo que se quiere comprar.

Compra más conveniente
Producto Precio 1 y calidad Precio 2 y calidad Precio 3 y calidad
Por ejemplo un canasto Q5.00 se le zafan algunas pajitas. Q10.00 grande, bonito pero no está bien tejido. El color me encanta. Q10.00 buen tamaño, bien tejido y con agarrador grueso. No me gusta mucho el color.

Pídales que copien la tabla (sin el ejemplo) en una hoja en blanco y que escojan un producto para hacer el mismo ejercicio. Explíqueles que tienen que investigar precios y calidades del producto que escojan para la próxima sesión.

Término introducido por Le Boterf, entendido como los conocimientos, procedimientos y actitudes que es preciso emplear para resolver una situación. Unos son recursos internos, que posee la persona, tales como conocimientos, procedimientos y actitudes; otros son externos, como todo aquello (ordenador, diccionario, compañero, etc.) a lo que se puede acudir para resolver exitosamente una situación.

Destrezas fonológica que consiste en encontrar similitudes y diferencias entre los fonemas o sílabas que forman una palabra.