Aprendizaje cooperativo

De CNB
Saltar a: navegación, buscar

¿Qué es?[1][editar | editar código]

Se basa en el trabajo en equipo y consiste en que todos y todas en el equipo aporten información y esfuerzo de manera equitativa.

Desarrolla habilidades de trabajo que se basan en el uso eficiente de la comunicación e interacción entre las y los participantes del equipo.

Requiere de la escucha activa, del respeto en el uso de la palabra para hablar, de la capacidad para intercambiar, analizar y sintetizar ideas, de opinar y expresar los pensamientos y sentimientos propios y de dar apoyo y demostrar aceptación de los demás, así como en el cumplimiento eficiente y eficaz de las responsabilidades asignadas a cada participante.

Esta modalidad de aprendizaje estimula mayores logros académicos, fomenta el uso de estrategias para resolver problemas, aumenta la autoestima, facilita la búsqueda de soluciones a los conflictos y la aceptación y valoración de las diferencias en los demás. Además, estimula actitudes positivas hacia sus compañeros y compañeras, hacia la escuela, los maestros y las maestras, y se inclina hacia las habilidades para solventar problemas que van más allá del salón de clase.

¿Para qué se utiliza?[editar | editar código]

  • El contacto directo entre cada uno de los miembros que participan en los grupos de aprendizaje permite llegar a acuerdos con respecto a las metas que se trazan.
  • El desarrollo de los roles asignados estimula o frena actitudes negativas de compañeros y compañeras durante el desarrollo de las tareas.
  • Fomenta el aprender de las demás personas y permite apoyar o apoyarse en las demás personas.
  • La interdependencia positiva es el elemento central del aprendizaje cooperativo, pues facilita el trabajo grupal en relación con la organización y su funcionamiento.

¿Cómo se logra?[editar | editar código]

  • Promoviendo la interdependencia de metas. Se refiere a la existencia y el esfuerzo por el logro de objetivos que sean definidos y compartidos por todos los y las integrantes del grupo.
  • Propiciando la interdependencia de tareas, es decir la división de las tareas que desarrollan los y las integrantes al interior de un grupo.
  • Estimulando la interdependencia de recursos. Se refiere a que el o la docente haga una revisión de los materiales o de la información que le dará al grupo en la actividad diseñada.
  • Estimulando también la relación y la interacción de los y las estudiantes en cuanto a tareas específicas: cuidado de los materiales, limpieza del ambiente, ornato de la clase, entre otros.
  • Estimulando la responsabilidad individual. Se refiere a la capacidad de dominar y ejecutar la parte del trabajo de la cual el o la estudiante se ha hecho cargo dentro de un grupo de aprendizaje cooperativo.
  • Fortaleciendo la interdependencia de roles, lo cual consiste en asignar diferentes papeles o actuaciones entre los y las miembros del grupo. Permite también que el grupo se autocontrole en relación con los turnos de trabajo, tiempo de ejecución de una tarea y uso equitativo de los materiales; o que el o la docente conozca las potencialidades de sus estudiantes, el rescate de la identidad propia de cada integrante y que les permita lograr aprendizajes más significativos.
  • Otorgando reconocimiento a los y las estudiantes, valorando el éxito en la tarea asignada y visualizando que el producto es el resultado del esfuerzo de cada uno. Este éxito grupal desarrolla sentimientos de pertenencia y de apoyo colectivo en los y las estudiantes.

Notas[editar | editar código]

  1. Adaptado de García Salas, O., M. Ruedas de García, J. Baten, J. Pineda (compiladores) (2005). El nuevo Currículo: su orientación y aplicación. Ministerio de Educación, Guatemala. Página 44.

Un grupo de personas que trabajan hacia una meta común para el cual todos son mutuamente responsables.

Sistema social para expresar ideas y manifestarlas al prójimo. Este sistema existe dentro de un entorno social (sistema social) y un sistema lingüístico (ejemplos son el español, francés, k’iche’, kaqchikel, etc.) Tienen que existir ambos sistemas para que pueda existir la comunicación.

Término utilizado, a menudo, como un saber hacer. Se suele aceptar que, por orden creciente, en primer lugar estaría la habilidad, en segundo lugar la capacidad, y la competencia se situaría a un nivel superior e integrador. Capacidad es, en principio, la aptitud para hacer algo. Todo un conjunto de verbos en infinitivo expresan capacidades (analizar, comparar, clasificar, etc.), que se manifiestan a través de determinados contenidos (analizar algo, comparar cosas, clasificar objetos, etc.). Por eso son, en gran medida, transversales, susceptibles de ser empleadas con distintos contenidos. Una competencia moviliza diferentes capacidades y diferentes contenidos en una situación. La competencia es una capacidad compleja, distinta de un saber rutinario o de mera aplicación.

Valoración, respeto y seguridad que cada persona tiene sobre sí misma, se construye y fortalece por medio de mensajes positivos de cariño y aceptación.

Indicadores de éxito de un plan escrito en forma específica.

Término introducido por Le Boterf, entendido como los conocimientos, procedimientos y actitudes que es preciso emplear para resolver una situación. Unos son recursos internos, que posee la persona, tales como conocimientos, procedimientos y actitudes; otros son externos, como todo aquello (ordenador, diccionario, compañero, etc.) a lo que se puede acudir para resolver exitosamente una situación.

Espacio vital en el que se desarrolla el ser humano. Conjunto de estímulos que condicionan al ser humano desde el momento mismo de su concepción.

Conjunto de experiencias, planificadas o no, que tienen lugar en los centros educativos como posibilidad de aprendizaje del alumnado. Una perspectiva tradicional acentúa el carácter de plan (con elementos como objetivos, contenidos, metodología y evaluación), frente a un enfoque práctico que destaca las experiencias vividas en el proceso educativo.