El lenguaje en los contextos donde los recursos son limitados

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
Los padres comprometidos pueden compensar la falta de recursosTérmino introducido por Le Boterf, entendido como los conocimientos, procedimientos y actitudes que es preciso emplear para resolver una situación. Unos son recursos internos, que posee la persona, tales como conocimientos, procedimientos y actitudes; otros son externos, como todo aquello (ordenador, diccionario, compañero, etc.) a lo que se puede acudir para resolver exitosamente una situación..

Resultados de la investigación[editar | editar código]

La investigación reciente indica la estrecha relación entre ambienteEspacio vital en el que se desarrolla el ser humano. Conjunto de estímulos que condicionan al ser humano desde el momento mismo de su concepción. familiar y desarrollo del lenguajeConjunto de sonidos articulados con que el hombre manifiesta lo que piensa o siente ([http://lema.rae.es/drae/?val=Lenguaje DRAE]). Facultad que sirve para establecer comunicación en un entorno social, se le considera como un instrumento del pensamiento para representar, categorizar y comprender la realidad, regular la conducta propia y de alguna manera, influir en los demás.; en los casos en que los padres están poco comprometidos con sus hijos es frecuente que éstos enfrenten barreras significativas basadas en el lenguaje, para alcanzar éxito en lo académico y en lo social. En un estudio se explica que al cumplir cinco años, los hijos de padres comprometidos han escuchado 40 millones de palabras más que los hijos de padres menos dedicados; se afirma también que los niños menos favorecidos reciben tres veces más mensajes de desaliento que de aprobación por parte de sus padres. La variedad de vocabularioCapacidad de producir una palabra específica para un significado o la habilidad de comprender palabras. utilizado y la complejidad de enunciados utilizados por padres más comprometidos fomentaron la atención, la solución de problemas y la interacción verbal.

Los maestros de preescolar pueden llegar a tener dificultades al conversar individualmente de manera cotidiana con algunos niños de su grupo. Los niños que se encuentran en ambientes escolares donde los maestros están poco comprometidos a realizar experiencias de aprendizaje de la lengua, no podrán traspasar las fronteras de sus conocimientos. Con frecuencia, los infantes de preescolar que se encuentran en contextos de escasos recursos sólo oyen aquellas palabras que se repiten con más regularidad. Es esencial que los niños enfrenten el reto de oír palabras con significados más complejos. Los niños necesitan exposiciones múltiples a conceptos antes de ser integrados totalmente a su estructura de conocimiento. Los maestros que intencionalmente utilizan enunciados y frases completas gramaticalmente complejas, incrementan los logros lingüísticos de los niños durante sus clases en preescolar. Los maestros que exponen a los niños ante experiencias significativas y enriquecedoras propician el incremento de sus destrezas de aprendizajeProceso por el cual las personas adquieren cambios en su comportamiento, mejoran sus actuaciones, reorganizan su pensamiento o descubren nuevas maneras de comportamiento y nuevos conceptos e información..

La mayoría de las veces el aprendizaje del lenguaje y la adquisición de conceptos sucede de manera natural, acompañado de conversaciones con compañeros y adultos. Los educadores comprometidos pueden ir aún más allá, al proporcionar a los niños experiencias de aprendizaje. En contextos de escasos recursos económicos o materiales, los padres y maestros que tienen el compromiso de mejorar la vida de los niños, utilizan una serie de estrategias del lenguaje para contrarrestar los efectos de la escasez de recursos.

El papel de los padres es muy importante para los niños en edad preescolar. En algunas áreas de Estados Unidos, más de 35 por ciento de los niños en edad preescolar ingresan al jardín de niños con una preparación deficiente para desenvolverse en un escenario escolar, porque no han tenido la exposición necesaria al lenguaje que puede comenzar en casa. De estos niños, un promedio de 20 por ciento puede alcanzar a sus compañeros mejor preparados. Esta falta de preparación produce una serie de deficiencias de vocabulario, de sentido de logro y más tarde, de motivación, por lo que estos niños no llegarán a su edad adulta totalmente preparados para desarrollar su potencial.

Funciones de los padres o educadores[editar | editar código]

  • Los padres pueden ayudar a sus hijos a hablar acerca de cómo funcionan las cosas, combinar rutinas conocidas con otras menos conocidas, utilizar alternativas de vocabulario (hacer pares con una palabra que conozca el niño y otra que no conozca), ayudar a los niños a aprender de actividades menos conocidas, describir experiencias que el niño no haya vivido y relacionar experiencias familiares (de una tía o de uno de los abuelos).
  • Los padres pueden ayudar permitiendo a los niños participar en las actividades cotidianas y a utilizar un lenguaje adecuado para realizar alguna tarea.
  • Los maestros son de gran ayuda si se aseguran de afianzar el vocabulario durante las actividades que se llevan a cabo en el salón de clases y en las experiencias que adquieren los niños en su hogar.
  • Los maestros que utilizan enunciados que desafían a los niños a relacionar dos o más conceptos, o que siguen secuencias de dos o más acontecimientos, observarán un cambio positivo en las destrezas de expresión de los niños.