Las familias y las culturas dan estructura al lenguaje

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
Los niños aprenden lo que oyen y lo que viven.

Resultados de la investigación[editar | editar código]

Tal vez los padres y educadores no se han percatado del importante papel que desempeñan al ayudar a los niños a convertirse en estudiantes eficaces; sin embargo, su rol es fundamental, ya que son una fuente primaria de aprendizaje para el niño durante sus primeros años. Los padres y educadores ayudan a los niños a:

  • escuchar la información y recibir instrucción acerca del mundo
  • describir y clasificar sus observaciones, resolver problemas y hacer predicciones
  • preguntar y responder a preguntas
  • participar en pláticas, entender las reglas de la conversación y las historias importantes dentro de una cultura.

Durante el desarrollo del lenguaje, los niños casi siempre aprenden a entender las palabras y la gramática antes de utilizarlas para expresarse. Muchas veces los niños escuchan conceptos nuevos y frases en contextos significativos antes de empezar a utilizarlos. En el discurso cotidiano, los adultos proporcionan modelos de gramática, conceptos, categorías y significados de palabras, mientras que los educadores dan a los niños pinceladas de significados de palabras que dependen de un contexto. A medida que aprenden formas gramaticales, los niños son capaces de expresar relaciones temporales, relaciones entre hablantes; emplear el posesivo, los plurales y expresar mejor las sus ideas y sus puntos de vista.

A medida que los niños comprenden las reglas y las convenciones gramaticales de su lenguaje, tienden a exagerar el uso de las reglas gramaticales, o intencionalmente inventan significados para alguna palabra. Incluso sin una instrucción explícita, los niños tienden a identificar y autocorregir sus propias formas de habla, para acercarse cada vez más a las formas del lenguaje adulto.

Funciones de los padres o educadores[editar | editar código]

Hable con sus hijos durante sus actividades cotidianas. Describa las actividades al mismo tiempo que suceden:

  • El léxico que los educadores o padres ofrecen como modelo debe acompañar las experiencias sensoriales de los niños como el oído, la visión, el gusto, el tacto, el movimiento y el olfato.
  • Los comentarios de los adultos hacia los niños vinculan los acontecimientos con las palabras que explican los eventos. Los niños aprenden que al escuchar el lenguaje se pueden predecir o explicar resultados. Los comentarios de los padres ayudan al niño a aprender a anticipar una transición, a saber qué esperar y cómo reaccionar ante un acontecimiento dado.
  • Los comentarios de los educadores ayudan a los niños a comprender categorías, las relaciones entre las palabras y a entender el uso de metáforas.

El habla debe ser una conversación:

  • Las peticiones directas que conducen a la mera identificación de objetos, por ejemplo “¿Qué es eso?” o “¿Qué color es este?”, no fomentan el uso del lenguaje para pensar o para conversar.
  • Las preguntas abiertas fomentan el uso del lenguaje para pensar, por ejemplo: “Enséñame algo color rojo”, “¿Qué más hay que sea rojo?”, o “¿Qué crees que pase ahora?”, son el tipo de preguntas que brindan muchas oportunidades de conversación y aprendizaje indirecto.

Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc. (DLE). El sistema de creencias, valores, costumbres, conductas y artefactos que los miembros de una sociedad utilizan para enfrentar al mundo y a los demás, y que se transmiten de generación en generación a través del aprendizaje. En este sentido la cultura es fundamental en todo idioma y solo puede aprenderse por medio de la transmisión.

Conjunto de sonidos articulados con que el hombre manifiesta lo que piensa o siente (DRAE). Facultad que sirve para establecer comunicación en un entorno social, se le considera como un instrumento del pensamiento para representar, categorizar y comprender la realidad, regular la conducta propia y de alguna manera, influir en los demás.

Una teoría o hipótesis, sobre la organización del lenguaje en la mente de los hablantes de una lengua el conocimiento subyacente que permite la comprensión y producción del idioma.

La persona que toma la palabra.