Conocimientos de los docentes

De CNB
Saltar a: navegación, buscar


Los docentes efectivos desarrollan y utilizan conocimientos sólidos como base para iniciar el aprendizaje y responder a las necesidades matemáticas de todos sus estudiantes.

Resultados de la investigación[editar | editar código]

La forma en que los docentes organizan la enseñanza en la clase depende mucho de lo que saben y creen acerca de la matemática y de lo que comprenden sobre la enseñanza y aprendizaje de ésta. Ellos necesitan conocimientos que los ayuden a reconocer las oportunidades de enseñanza cuando estas se presentan sin aviso y actuar en consecuencia. Si los docentes entienden las grandes ideas de la matemática, pueden representar la matemática como un sistema coherente y conectado y pueden dar sentido y manejar los múltiples puntos de vista de los estudiantes. Sólo con el conocimiento del contenido sustantivo y la pedagogía específica de la matemática podrán los docentes ayudar a los estudiantes a desarrollar una comprensión matemática fundamentada.

El conocimiento sustantivo de los docentes[editar | editar código]

Los docentes efectivos tienen un conocimiento sólido del contenido relevante y saben cómo enseñarlo. Ellos conocen cuáles son las grandes ideas y cómo explicarlas. Pueden imaginar, modelar y usar ejemplos y metáforas en formas que ayuden al progreso del pensamiento de sus estudiantes. Pueden evaluar de manera crítica los procesos, soluciones y comprensión de los estudiantes y darles una retroalimentación que les ayude. Ellos pueden ver el potencial en las tareas que proponen; esto a la vez contribuye a una buena toma de decisiones sobre la enseñanza.

El conocimiento pedagógico de los docentes[editar | editar código]

El conocimiento de la pedagogía del contenido es crucial en todos los niveles de la matemática y con todos los grupos de estudiantes. Los docentes con conocimientos profundos tienen ideas claras sobre cómo construir competencias procedimentales y cómo ampliar y desafiar las ideas del estudiante. Usan sus conocimientos para tomar decisiones en cuanto a tareas, recursos en el aula, conversaciones y acciones que alimenten o se deriven del proceso de aprendizaje. Los docentes con conocimientos limitados tienden a estructurar el aprendizaje y la enseñanza alrededor de conceptos discretos, en lugar de crear conexiones más amplias entre hechos, conceptos, estructuras y prácticas.

Para enseñar contenidos matemáticos efectivamente, los docentes necesitan una comprensión fundamentada acerca de los estudiantes como aprendices. Con esa comprensión, los docentes están conscientes de las posibles concepciones correctas y erróneas, y usan ese conocimiento para tomar decisiones pedagógicas que fortalecen la comprensión conceptual.

El conocimiento de los docentes en acción[editar | editar código]

Como ilustra la siguiente transcripción, un sólido conocimiento permite al docente escuchar y preguntar más aguda y efectivamente, para obtener información que le permita tomar decisiones inmediatas en el aula.

La docente retó a su clase del año 1-2 para investigar los números enteros negativos.

E: Cinco negativo más cinco negativo debe ser cinco negativo.

M: No, porque estás sumando cinco negativo y cinco negativo, así que empiezas con cinco negativo y ¿cuántos saltos debes tomar?

E: Cinco.

M: Bueno, no vas a terminar en cinco negativo [señala el cinco negativo en la recta numérica]. Entonces, cinco negativo. ¿Cuántos saltos debes tomar?

E: Cinco.

M: Entonces, ¿dónde teminarás?

Fraivillig, Murphy & Fuson (1999, p. 161)

Al igual que esta docente, quienes tienen un conocimiento fundamentado son más aptos para notar momentos críticos cuando se presentan opciones u oportunidades. Es importante destacar que, dada la comprensión de las ideas matemáticas y de cómo enseñar, estos docentes pueden adaptar y modificar sus rutinas para acomodarse a las necesidades.

Mejorar el conocimiento de los docentes[editar | editar código]

El desarrollo del conocimiento de los docentes se ve fortalecido grandemente por los esfuerzos dentro de la comunidad educativa más amplia. Los docentes necesitan el apoyo de otros, particularmente el apoyo material, de sistemas, humano y emocional. Mientras los docentes pueden aprender mucho al trabajar junto a un grupo de apoyo de colegas matemáticos, con frecuencia se requiren iniciativas de desarrollo profesional como catalizadores necesarios para un cambio mayor.

Lectura sugerida[editar | editar código]

  1. Askew, M. et al. 1997. Effective teachers of numeracy. London: Kings College.
  2. Hill, H.; Rowan, B.; Ball, D. 2005. "Effects of teachers’ mathematical knowledge for teaching on student achievement". American Education Research Journal, no. 42, pp. 371–406.
  3. Schifter, 2001

Término introducido por Le Boterf, entendido como los conocimientos, procedimientos y actitudes que es preciso emplear para resolver una situación. Unos son recursos internos, que posee la persona, tales como conocimientos, procedimientos y actitudes; otros son externos, como todo aquello (ordenador, diccionario, compañero, etc.) a lo que se puede acudir para resolver exitosamente una situación.

Proceso por el cual las personas adquieren cambios en su comportamiento, mejoran sus actuaciones, reorganizan su pensamiento o descubren nuevas maneras de comportamiento y nuevos conceptos e información.

Aplicar estrategias para entender y recordar. Implica estar en capacidad de comunicar lo que se ha leído y escuchado.