Conclusiones

De CNB
Saltar a: navegación, buscar

Al terminar esta breve Guía sobre la enseñanza efectiva de idiomas adicionales, deben enfatizarse tres puntos:

  1. Las diferentes habilidades lingüísticas que se han comentado deben integrarse en situaciones reales. Por ejemplo, para preparar un informe los estudiantes pueden necesitar leer y escribir. También puede que necesiten comentar sus ideas con sus compañeros, lo cual implica escuchar y hablar. Imaginar situaciones lingüísticas particulares puede facilitar la integración de las diferentes habilidades.
  2. Puesto que un uso útil del idioma requiere comprensión y fluidez en situaciones ordinarias, no académicas, los tests de lápiz y papel son insuficientes por si sólos. La evaluación de los estudiantes requiere un enfoque más amplio, que incluya la comprensión de varios pasajes de un lenguaje hablado de forma natural y la habilidad para responder con fluidez en las conversaciones.
  3. Al diseñar y desarrollar cursos de idiomas adicionales, los educadores deben evaluar las habilidades lingüísticas previas de los estudiantes y su experiencia cultural, sus necesidades lingüísticas específicas, las situaciones en las que utilizarán el idioma adicional y el nivel de competencia que se espera alcanzar. A partir de esta evaluación pueden seleccionarse materiales apropiados para el curso y actividades que se ajusten a sus necesidades y que sean motivadoras.

En el continuo de coaching es el rol de ser muy directo y enseñar, mostrar, guiar, etc.

Capacidad de leer un texto con entonación, ritmo, precisión y velocidad adecuada. El propósito de desarrollar la fluidez es lograr que la decodificación sea automática, para facilitar la comprensión.

Conjunto de sonidos articulados con que el hombre manifiesta lo que piensa o siente (DRAE). Facultad que sirve para establecer comunicación en un entorno social, se le considera como un instrumento del pensamiento para representar, categorizar y comprender la realidad, regular la conducta propia y de alguna manera, influir en los demás.

Capacidad o destreza para hacer algo bien o con facilidad.