Dar tiempo para la práctica

De CNB
Saltar a: navegación, buscar


Aprender es una tarea cognitiva compleja que no puede ser apresurada. Requiere un tiempo considerable y periodos de práctica para comenzar a construir experiencia en el área.

Resultados de investigación[editar | editar código]

La investigación revela que la gente debe llevar a cabo una gran cantidad de práctica para adquirir competencia en un área. Aun pequeñas diferencias en el tiempo durante el cual las personas son expuestas a la información pueden resultar en grandes diferencias en torno a la información que adquiere. Los psicólogos cognitivos Chase y Simon (1973) encontraron que los maestros ajedrecistas con frecuencia habían dedicado 50 mil horas a la práctica del juego. ¡Un experto en ajedrez que ha dedicado 50 mil horas a practicarlo debe haber ocupado de cuatro a cinco horas diarias frente al tablero desde los cinco años de edad durante 30 años! Jugadores menos talentosos ocupan, desde luego, mucho menos tiempo en jugarlo.

La investigación muestra que las habilidades de lectura y escritura de los estudiantes de preparatoria (high school)[1] están relacionadas con las horas que dedican a leer y escribir. La lectura y escritura efectivas requieren largas horas de práctica. No se espera que los estudiantes que provienen de ambientes desventajosos, quienes tienen menores oportunidades de aprender y que dejan la escuela para trabajar o por enfermedad tengan un desempeño tan bueno en la escuela como los que tienen más tiempo para practicar y adquirir información.

En el aula[editar | editar código]

Muchos programas educativos están diseñados para incrementar la exposición a las situaciones de aprendizaje preferentemente en edades tempranas. He aquí algunas recomendaciones para los maestros que pueden ayudar a los estudiantes a dedicar más tiempo a sus tareas de aprendizaje:

  • Incrementar el tiempo que los estudiantes dedican al aprendizaje en el salón de clases.
  • Dar a los estudiantes tareas de aprendizaje consistentes con lo que ya conocen.
  • No intentar abarcar muchos tópicos a la vez. Dar tiempo a los estudiantes para entender la información nueva.
  • Ayudar a los estudiantes a involucrarse en una práctica deliberada que incluya el pensamiento activo y el monitoreo de su propio aprendizaje (autorregulación).
  • Proporcionar a los estudiantes acceso a libros, así podrán practicar la lectura en casa.
  • Mantener contacto con los padres, de modo que éstos aprendan a proporcionar a sus hijos experiencias educativas enriquecedoras.

Referencias[editar | editar código]

  1. Bransford, J.D. (1979). Human cognition: learning, understanding and remembering. Belmont, CA, Wadsworth Publishing Co.
  2. Chase, W.G.; Simon, H.A. (1973). "The mind’s eye in chess. En: Chase, W.G., ed. Visual information processing. New York, Academic Press.
  3. Coles, R. (1970). Uprooted children: the early life of migrant farm workers. New York, Harper y Row.

Notas[editar | editar código]

  1. 'Nota del editor del CNB en línea: más o menos equivalente al Ciclo Diversificado de Secundaria.

Proceso mecánico mediante el cual se aprende a representar palabras y oraciones con la claridad necesaria para que puedan ser leídas por alguien que tenga el mismo código lingüístico. La escritura es la representación gráfica de nuestro lenguaje.

Proceso por el cual las personas adquieren cambios en su comportamiento, mejoran sus actuaciones, reorganizan su pensamiento o descubren nuevas maneras de comportamiento y nuevos conceptos e información.