Enfocarse en la comprensión más que a la memorización

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
Se aprende mejor cuando el material está organizado alrededor de explicaciones y principios generales que cuando se basa en la memorización de hechos aislados y procedimientosConjunto de acciones (formas de actuar o de resolver tareas), con un orden, plan o pasos, para conseguir un determinado fin o meta. Se trata de saber hacer cosas, aplicar o actuar de manera ordenada para solucionar problemas, satisfacer propósitos o conseguir objetivos. Forman los contenidos procedimentales..

Resultados de investigación[editar | editar código]

Todos los maestros desean que sus alumnos entiendan lo que se les enseña y no que memoricen hechos de manera superficial. La investigación muestra que cuando la información es memorizada de forma superficial será fácilmente olvidada. Por el contrario, cuando algo es comprendido no es fácil olvidarlo, y puede ser transferido a otras situaciones (véase el siguiente principio sobre las transferencia). Para comprender lo que se les empieza a enseñar, se debe dar a los estudiantes la oportunidad de pensar lo que están haciendo, de hablar acerca de ello con otros estudiantes y otros maestros, para clarificarlo y entender cómo puede aplicarse en muchas situaciones.

En el aula[editar | editar código]

¿Cómo lograr la enseñanza de la comprensiónAplicar estrategias para entender y recordar. Implica estar en capacidad de comunicar lo que se ha leído y escuchado.? Las siguientes son algunas tareas que los maestros pueden llevar a cabo:

  • Pedir a los estudiantes que expliquen un fenómeno o concepto con sus propias palabras.
  • Mostrar a los estudiantes cómo dar ejemplos que ilustren la aplicación de los principios o cómo trabajan o funcionan las leyes.
  • Los estudiantes deben ser capaces de resolver problemas característicos del tema o de la asignatura. Los problemas crecerán en dificultad a medida que los estudiantes incrementen su experiencia.
  • Cuando los estudiantes entiendan el material podrán percibir semejanzas y diferencias, contrastar y comparar, así como entender y generar analogías.
  • Enseñar a los estudiantes cómo abstraer principios generales de casos específicos y generalizar a partir de ejemplos particulares.

Referencias[editar | editar código]

  1. Halpern, D.F., ed. (1992). Enhancing thinking skills in the sciences and mathematics. Hillsdale, NJ, Erlbaum.
  2. Resnick, L.B.; Klopfer, L.E., eds. (1989). Toward the thinking curriculum: current cognitive research. Alexandria, VA, ASCD Books.
  3. Perkins, D. (1992). Smart schools: better thinking and learning for every child. Riverside, NJ, The Free Press.