Relacionar información nueva con conocimiento previo

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
El nuevo conocimiento es construido sobre las bases de lo que ya se entiende y se cree.

Resultados de investigación[editar | editar código]

La idea de que la habilidadCapacidad o destreza para hacer algo bien o con facilidad. de aprender algo nuevo proviene de lo que de la gente ya sabe no es nueva, pero resultados de investigaciones más recientes han demostrado que la habilidad de relacionar nueva información con conocimiento previo es crítica para aprender. No es posible entender, recordar o aprender algo que es completamente extraño. El conocimiento previo es necesario para entender una tarea. Pero cumplir con el prerrequisito del conocimiento previo sigue sin ser suficiente para asegurar resultados adecuados. La gente debe activar su conocimiento previo a fin de ser capaz de usarlo para aprender y entender. Los estudiantes a menudo no ven relaciones entre el nuevo material que leen y lo que ya saben. De acuerdo con la investigación, el aprendizaje se realza cuando los maestros prestan mayor atención al conocimiento previo del estudiante y lo usan al comenzar la instrucción.

En el aula[editar | editar código]

Los maestros deben ayudar a sus estudiantes a utilizar, en sus tareas, su conocimiento previo. Ello puede lograrse de muchas maneras.

Por ejemplo, los docentes ponen a discusión el contenido de la lección antes de iniciarla, con el fin de asegurar que los estudiantes tienen el conocimiento previo necesario y puedan reactivarlo.

Es común que el conocimiento previo de los estudiantes esté incompleto, tengan creencias falsas o manejen conceptos erróneos. Los maestros no sólo deben saber que los estudiantes conocen algo acerca del tema que se verá en clase, sino que requieren investigar el conocimiento previo de los alumnos a detalle para identificar los equívocos.

Quizá sea necesario que los maestros repasen en clase algunos materiales educativos de prerrequisito, o bien que soliciten a los alumnos la realización de trabajos que los preparen en torno al tema en cuestión. Los profesores pueden hacer preguntas a los estudiantes acerca de las relaciones entre lo que están leyendo y lo que ya saben.

Los maestros efectivos pueden ayudar a sus estudiantes a apropiarse de este conocimiento y aprovecharlo, mediante un modelo o estructura que sirva de apoyo a los estudiantes en sus esfuerzos para mejorar su desempeño.

Referencias[editar | editar código]

  1. Bransford, J.D. (1979). Human cognition: learning, understanding and remembering. Belmont, CA, Wadsworth Publishing Co.
  2. Bransford, T.D.; Brown, A.L.; Cocking, R.R., eds. (1999). How people learn: brain, mind, experience and school. Washington, DC, Nacional Academy Press.