Introducción

De CNB
Saltar a: navegación, buscar

Muchas sociedades consideran como un problema muy serio a la delincuencia, la violencia, el abuso de alcohol y de drogas, el tabaquismo, así como a los patrones prematuros de conducta sexual que conllevan el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual o embarazos en adolescentes. Estos problemas pueden arruinar las vidas de los jóvenes si son enviados a la cárcel y limitan sus oportunidades de educación y capacitación por tener hijos no deseados o por correr el riesgo de desarrollar enfermedades severas. Estos problemas representan, además, un costo económico para la sociedad. El crimen, el abuso de las drogas y el alcohol, el tabaquismo y los patrones prematuros de conducta sexual de alto riesgo traen consigo un costo enorme en términos de salud pública, judiciales y en la atención de las víctimas, en la expectativa de vida del adolescente con serios problemas de conducta.

Los adolescentes que muestran problemas serios en alguna de estas áreas, desarrollan con frecuencia problemas en otras áreas. Estudios hechos en diversos países indican que la delincuencia, el tabaquismo, el abuso del alcohol o el consumo de drogas, así como un comportamiento sexual que pueda conducir a una enfermedad, se interrelacionan estrechamente. Todos estos problemas están asociados al fracaso y la deserción académica. Más aún, los adolescentes con uno o más de estos problemas son más proclives a experimentar diversas consecuencias serias y costosas de la violencia juvenil, el abuso de las drogas y el alcohol y un comportamiento sexual de alto riesgo. Por eso es particularmente importante prevenir el desarrollo de estos serios problemas de conducta.

Las investigaciones indican que varios factores de la misma índole contribuyen al desarrollo, en la adolescencia, de todos los problemas mencionados y sugieren que una intervención oportuna para reducir los factores de riesgo puede evitarlos. Para algunas sociedades, esta es una problemática de reciente aparición y requiere de un nuevo enfoque preventivo. Por fortuna, la evidencia sugiere que la atención temprana de los factores de riesgo, especialmente si se lleva a cabo cuando los niños aún son pequeños, reduce la probabilidad de que los niños desarrollen problemas serios de conducta cuando se acercan a la adolescencia. Dichos factores de riesgo y las asesorías poseen diversas características en común, las cuales se describen en los principios de la prevención efectiva incluidos en este folleto.

Referencias[editar | editar código]

  1. Durlak, J.; Wells, A. (1997). "Primary prevention mental health programs for children and adolescents: a meta-analytic review". American journal of community psychology (New York, NY), vol. 25, pp. 115-52.
  2. Webster-Stratton, C.; Taylor, T. (2001). "Nipping early risk factors in the bud: preventing substance abuse, delinquency, and violence in adolescence through interventions targeted at young children (0-8 years)". Prevention science (New York, NY), vol. 2, pp. 165-92.

Crecimiento o aumento en el orden físico, intelectual o moral.