Monitoreo y evaluación

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
Evaluar y monitorear el progreso propio y el de los estudiantes.

Resultados de la investigación[editar | editar código]

Se ha comenzado a tomar en cuenta preguntas respecto a la evaluación de los programas de prevención del vih/sida desde la escuela. En el pasado, estas preguntas o no se hacían o se les restaba importancia en el desafío de abatir una pandemia mundial. Actualmente, entendemos mejor la necesidad de incluir el monitoreo y la evaluación como una parte integral de la planeación de cualquier asesoría educativa respecto al vih/sida.

Cada maestro que proporcione educación acerca del vih/sida en la escuela, podría llevar a cabo tareas de monitoreo y evaluación que le permitan medir el logro de la instrucción del vih/sida en el salón de clases.

Los maestros podrán monitorear el progreso ya sea por grupos o en toda la escuela. Esta información es valiosa para determinar la efectividad del currículo actual y para planear mejores métodos de acción en el futuro.

Un resumen de los resultados de la evaluación resulta difícil en cualquier programa que se enfoque en los cambios de conducta. Toma muchos años poder determinar el éxito de los programas de educación de la salud y, además, es casi imposible controlar las variables en una situación que pueda dificultar la evaluación del nivel de logro. Sin embargo, la investigación actual indica que la evaluación y el monitoreo no sólo son metas que se pueden alcanzar, sino que deberían ser una parte regular del fomento de cualquier asesoría, enfocada a proteger a los estudiantes de contraer el vih.

Los maestros pueden calcular su tasa de logro de la educación acerca del vih/sida en el salón de clase al desarrollar y aplicar preexámenes y post-exámenes que comparen las conductas, habilidades, actitudes y conocimiento del mismo estudiante, antes y después del programa. Documentar los cambios que ocurrieron en estas áreas dentro de las clases que recibieron instrucción acerca de la prevención del vih/sida ayudará a determinar qué programas son más efectivos y cuáles deberán utilizarse en el futuro. Este tipo de evaluación ayuda a asegurar que los maestros y las escuelas sepan que los currículos que se ofrecen a los estudiantes se administran de la manera más eficaz, adecuada, actualizada y políticamente correcta posible y, también, respetan los valores de la comunidad en los contenidos educativos. Este proceso de evaluación podría verificar los siguientes puntos en un currículo dado:

  • La efectividad del currículo para atender las necesidades específicas de los estudiantes.
  • La amplitud y cualidad de los componentes del currículo (principios educativos, conocimiento funcional, actitudes sociales, interés de los padres y tutores, técnicas y su duración).
  • El grado de confiabilidad entre el currículo y su aplicación en el salón de clases.
  • El efecto del currículo en el conocimiento, las actitudes y la conducta del estudiante.

En la escuela[editar | editar código]

  • Planee incluir componentes del monitoreo y la evaluación como una parte integral de su programa de asesoría. Tome notas acerca de sus criterios de enseñanza, de los comentarios y preguntas de sus colegas y estudiantes, de sucesos especiales en el salón de clases, de las pláticas que ha impartido acerca del vih/sida, etcétera.
  • Desarrolle y aplique cuestionarios como pre-exámenes y post-exámenes acerca del vih/sida. Después, determine los logros de su forma de enseñar al comparar los pre-exámenes y post-exámenes de cada estudiante. Las preguntas deberán evaluar la comprensión que tengan los estudiantes de los materiales que se utilizaron. Algunas preguntas importantes pueden consistir en cómo se transmite el vih, acerca de las pruebas médicas, las conductas de riesgo, las actitudes hacia la gente que padece vih/ sida, la propia susceptibilidad a la infección del vih, el uso del condón y la negociación/rechazo del acto sexual.
  • Evalúe y revise los currículos. Utilice la información proporcionada por expertos y determine si los planes de estudio que se ofrecen son apropiados y efectivos. Reporte sus hallazgos a colegas y administradores. Los datos obtenidos al evaluar los programas educativos acerca de la prevención del vih/sida son importantes para el desarrollo posterior de actividades y para el apoyo o la asesoría.

Referencias[editar | editar código]

  1. Israel, B. et al. (1995). "Evaluation of health education programs: current assessment and future directions". Health education quarterly (Thousand Oaks, CA), vol. 22, núm. 3, 364-389.
  2. Kirby, D. et al. (1994). "School-based programs to reduce sexual risk behaviors: a review of effectiveness". Public health reports (Hyattsville, MD), vol. 10, 339-60.
  3. Popham, W.J. (1992). Evaluating HIV education programs. Atlanta, GA, Centers for Disease Control.

Conjunto de experiencias, planificadas o no, que tienen lugar en los centros educativos como posibilidad de aprendizaje del alumnado. Una perspectiva tradicional acentúa el carácter de plan (con elementos como objetivos, contenidos, metodología y evaluación), frente a un enfoque práctico que destaca las experiencias vividas en el proceso educativo.

Indicadores de éxito de un plan escrito en forma específica.