Protocolo de apoyo emocional y resiliencia para el regreso a clases - Durante el retorno a clases presenciales

De CNB
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Busca en cnbGuatemala con Google


Se habla de comunicación interna para referirse a los canales y mecanismos de información que existen dentro del centro educativo, y cuyo destino es el mismo personal que trabaja en el centro, así como los colaboradores del Mineduc.

La comunicación interna se clasifica de acuerdo con la organización del centro educativo. Así, suele hablarse de:[1]

Imagen 8 Apoyo emocional.jpg

Comunicación interna en el retorno[editar | editar código]

Promover espacios seguros de diálogo

Los directores y docentes promoverán espacios de diálogo, escucha y reflexión relacionados con emociones y necesidades propias, derivadas de la emergencia COVID-19, además promoverán estos mismos espacios entre los estudiantes.

Por ejemplo:

Todos los lunes hay un espacio para el intercambio. Cada semana un docente distinto realiza una introducción, explicando los cambios positivos que ha visto en la última semana, así como las cosas que espera que vayan mejorando.

Apertura de espacios de información y recepción de sugerencias

Imagen 9 Apoyo emocional.jpg

Utilizar la información escrita y virtual para promover la comunicación asertiva de las emociones y necesidades de forma autosostenible, es decir, que cada centro educativo genere sus propios espacios y adecúe las actividades sugeridas a partir de la información que se le brinde.

Por ejemplo: reuniones informativas, un buzón de sugerencias o dudas sobre el proceso de regreso a clases, entre otros.

[editar | editar código]

Durante el retorno y previo a presentarse a los salones de clases, es importante que los docentes de centros educativos generen un espacio de diálogo y expresión emocional para procesar lo sucedido, a través de grupos.

Recuerde que en todas las actividades que se lleven a cabo se deben implementar las medidas de aforo y distanciamiento físico vigentes según el tablero de alertas ( Acuerdo Ministerial 300-2020 del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social).

El regreso a clases iniciará con la etapa que se llamará «¡Hola de nuevo!», donde se prioriza el abordaje de: medidas de apoyo emocional por medio del autoconocimiento y expresión, resiliencia en estudiantes y docentes por medio de las siguientes actividades:

¿Cómo vivimos la pandemia en mi comunidad?

El primer día de clases (o los primeros dos días, según la cantidad de grupos), deberá realizarse una actividad para que todos puedan contar y expresar cómo se vivió la pandemia y la etapa de cuarentena en casa. Esta actividad tiene tres propósitos:

  • Que los niños hablen sobre su vivencia, la que haya sido.
  • Que los docentes identifiquen a quienes fueron más afectados.
  • Que los docentes ofrezcan información clave para prevenir el contagio.

Actividades para promover el diálogo

Se sugieren las siguientes actividades, las cuales pueden ser adecuadas al contexto local siempre que no se pierda el sentido de las mismas.

Actividad 1: Modelaje

Los docentes promoverán el diálogo a través del modelaje y la generación de espacios positivos y seguros emocionalmente que motiven al intercambio de ideas y emociones en los estudiantes.

Por ejemplo: Toda la clase, uno por uno, dice cómo se siente, señalando un semáforo de emociones que está en la entrada.

Preguntas sugeridas:

  • ¿Cómo me siento hoy? Hoy estoy bien, agradecido por poder estar aquí en el centro educativo.
  • ¿Cómo está mi familia? Mi familia está bien, mis padres están trabajando, y todos tienen cuidado para estar sanos.
  • ¿Cómo está mi comunidad? Mi comunidad está todavía en peligro, porque algunos no usan mascarillas y algunos están reunidos; esto no me gusta.

Actividad 2: Saludo interactivo

Diseñar un saludo interactivo en la puerta de la clase sin contacto físico, como saludo apache, baile, zapato, entre otros.

Imagen 11 Apoyo emocional.jpg
Imagen 12 Apoyo emocional.jpg

Diagnóstico[editar | editar código]

Los docentes a través de medios escritos realizarán un diagnóstico para conocer el estado emocional en el retorno a clases de niños, niñas y adolescentes, esto con el fin de realizar acciones que fortalezcan la salud mental, ya que la aceptación de las emociones es el primer paso importante en el desarrollo de la inteligencia emocional y contribuye al bienestar integral del ser humano.

  • Diagnóstico en estudiantes de preprimaria y primaria (ver anexo II).
  • Diagnóstico en estudiantes de básico y diversificado (ver anexo III).

Estos instrumentos están dirigidos a directores y docentes para poder explorar y conocer de manera general la situación emocional del grupo de estudiantes.

Autocuidado docente[editar | editar código]

Concepto clave:

Imagen 27 Apoyo emocional.jpg

El autocuidado es tomar medidas para cuidar de nosotros mismos y de nuestras necesidades físicas, emocionales, mentales, financieras, ambientales y espirituales.

Comienza con el reconocimiento de que nosotros somos los responsables de nuestro propio bienestar y que se extiende más allá del contexto individual para incluir a todos los que son importantes para nosotros: nuestra familia y nuestra comunidad.

Es cualquier acción que se tome para respaldar nuestra salud mental, física y emocional[2].

Se sugiere que el director, el Comité escolar de gestión de riesgo y personal docente se organicen para abordar el autocuidado a través de medios digitales y escritos que motiven a desarrollar el bienestar. A continuación, se presentan y describen algunas ideas.

Actividades para promover el autocuidado

Actividad 1: Bienestar personal

Realizar actividades que produzcan bienestar como: leer, hacer ejercicio, reír, descansar, ejercicios de relajación y respiración, entre otros. Establecer metas personales y horarios para cada una de estas actividades, por ejemplo:

Imagen 13 Apoyo emocional.jpg

Actividad 2: Reuniones periódicas

Reuniones periódicas, telefónicas, virtuales o presenciales con medidas adecuadas, entre el personal del centro educativo para establecer diálogos asertivos y catárticos. En estas reuniones se pueden definir temas para conversar, de interés de los docentes o también se pueden tener reuniones con tema libre, para que se pueda hablar de distintas temáticas.

Concepto clave:

Imagen 27 Apoyo emocional.jpg

Se entiende el método catártico a la expresión de una emoción presente reprimida o recuerdo pasado reprimido durante el tratamiento, lo que generaría un «desbloqueo» de dicha emoción o recuerdo, pero con un impacto duradero (y le permitiría luego, por ejemplo, entender mejor dicha emoción o evento o incluso hablar ampliamente sobre ello). (Strickland, Bonnie, ed. (2001). Catharsis (en inglés). Gale)

Actividad 3: Reflexión personal

Reflexionar acerca de sus emociones y expresarlas asertivamente. Reflexionar y profundizar sobre las emociones encontrando las causas de las mismas. Avanzar en el proceso de resolver y superar las dificultades y fortalecer pensamientos positivos.

Actividad 4: Acompañamiento

Buscar otro adulto con quien pueda conversar acerca de los temas que le preocupan. No aislarse en sus sentimientos, sino compartirlos con alguien de confianza.

Actividad 5: Relaciones interpersonales sanas

Conservar sus relaciones interpersonales sanas. Buscar acercarse a personas que tengan actitudes positivas y constructivas, no quienes infundan miedo o le provoquen emociones negativas.

El docente orientador y ejemplo[editar | editar código]

Un elemento fundamental en el proceso del retorno a clases es la estabilidad emocional de los docentes, lo que requiere un permanente cuidado y fortalecimiento de la autoestima y acompañamiento cercano.

Por lo que se propone mantener una permanente retroalimentación en la cual se busca socializar con los docentes de cada centro educativo las habilidades que puede utilizar para fortalecer la salud mental de los estudiantes. Algunas de estas habilidades y acciones son:

  • Ser paciente.
  • Usar un lenguaje positivo.
  • Transmitir empatía y seguridad.
  • Realizar acciones que quiere ver en los estudiantes (modelaje).
  • Abordar la emoción al hacer preguntas: ¿Cómo te sientes?, ¿de qué manera puedo apoyarte?
  • Dosificar la información respecto a la realidad nacional y comunitaria que se comparte con los estudiantes.
  • Incluir dentro de las actividades escolares una actividad física para cada día.
  • Considerar la flexibilidad de rutinas cuando los estudiantes estén emocionalmente frágiles (sin caer en el desorden y la no planificación).

Sugerencia de infografía

Imagen 14 Apoyo emocional.jpg

Consideraciones generales en el aula[editar | editar código]

Dosificación y motivación del aprendizaje

Es importante que en clase se dosifiquen las actividades y se incentiven acciones de impacto que contribuyan a la autorrealización de los estudiantes. Cada día en el centro educativo debe ser una motivación hacia el querer regresar a clases, sentir la importancia de estar juntos de nuevo.

Considerar las necesidades educativas especiales

Asimismo, recordar el abordaje de las necesidades educativas especiales asociadas o no a discapacidad de los niños, niñas y adolescentes en la planificación. Algunas sugerencias sencillas son:

  • Asignar al estudiante en la primera fila del aula.
  • Asegurar el aprendizaje, si es preciso, tomar tiempo adicional.
  • Dividir las tareas largas en tramos más pequeños.
  • Identificar si existe acoso escolar y tomar las acciones necesarias para detenerlo.

Desarrollo de la resiliencia[editar | editar código]

La Asociación Americana de Psicología (APA) señala que la resiliencia es una capacidad que puede aprenderse. Esto implica conductas, pensamientos y acciones que pueden desarrollarse con el paso del tiempo. Por lo que presenta 10 consejos para el desarrollo de la resiliencia en niños y jóvenes[3], que pueden ser consideradas en el ambiente educativo:

Establecer relaciones

Enseñar a los niños, niñas y adolescentes cómo hacer amigos y sentir empatía, o sentir el dolor del otro. En la escuela, hay que estar atentos a que ninguno esté aislado.

Relacionarse con las personas brinda apoyo social y fortalece la resiliencia.

Ayudar al estudiante haciendo que ayude a otros

Ayudar a otros puede permitir a los estudiantes a superar la sensación de que no pueden hacer nada. Hay que animar a los estudiantes a realizar trabajos voluntarios apropiados para su edad y considere solicitar la ayuda del estudiante en una tarea que pueda realizar. En la escuela, realice una sesión creativa con los niños buscando maneras de ayudar a los demás.

Mantener una rutina diaria

Respetar una rutina puede ser reconfortante para los estudiantes, en especial para los más pequeños.

Tomar un descanso

Si bien es importante seguir las rutinas, preocuparse a cada instante puede resultar contraproducente. Enséñele al estudiante cómo concentrarse en algo distinto a lo que le preocupa. Dese cuenta de las cosas a las que el niño o adolescente está expuesto y que puedan ser inquietantes; sean noticias, internet o conversaciones que oyen por casualidad y asegúrese de que tomen un descanso de esas cosas que les causan inquietud.

Enseñar a cuidar de sí mismo

Dé un buen ejemplo y enseñe la importancia de darse tiempo para comer como es debido, hacer ejercicios y descansar. Cuidarse e incluso divertirse ayudará al estudiante a mantener el equilibrio y enfrentar mejor los momentos estresantes.

Avanzar hacia sus metas

Enseñe al estudiante a fijarse metas razonables y luego a avanzar dando un solo paso a la vez para lograr alcanzarlas. Avanzar hacia esa meta, incluso con un paso muy pequeño, y recibir elogios por hacerlo hará que el estudiante se concentre en su logro en lugar de fijarse en lo que no logró y puede ayudarle a desarrollar resiliencia para salir adelante ante los desafíos.

En la escuela, divida las tareas grandes en pequeñas metas alcanzables por los niños más pequeños, y para los más grandes, reconozca los logros a medida que avanzan hacia las metas mayores.

Alimentar una autoestima positiva

Apoye al estudiante a recordar cómo ha logrado enfrentar satisfactoriamente dificultades en el pasado y oriéntelo a entender que esos desafíos pasados lo ayudan a desarrollar la fortaleza para manejar desafíos futuros. Motive al estudiante a que aprenda a confiar en sí mismo para resolver los problemas y tomar las decisiones adecuadas. Enseñe al estudiante a tomar la vida con humor y la capacidad de reírse de sí mismo. En la escuela, ayude a los niños a ver cómo los logros individuales contribuyen al bienestar de la clase como un todo.

Mantener las cosas en perspectiva y una actitud positiva

Aunque los estudiantes pueden estar enfrentando sucesos dolorosos, apóyelos a ver la situación en un contexto más amplio y a mantener una visión de largo plazo. Motívelos a ver que existe un futuro más allá de la situación actual y que el futuro puede ser bueno. Una actitud optimista y positiva le permite darse cuenta de las cosas buenas de la vida y seguir adelante incluso en los momentos más difíciles. En la escuela, utilice la historia para mostrar que la vida sigue después de las adversidades.

Buscar oportunidades para el autodescubrimiento

Los momentos difíciles suelen ser ocasiones en los que los niños aprenden más sobre sí mismos. Ayúdelos a entender que lo que están enfrentando puede enseñarles a descubrir sus capacidades. Considere conversaciones sobre lo que han de enfrentar después de una situación difícil.

Aceptar que el cambio es parte de la vida

Los cambios pueden a menudo ser terribles para los niños y adolescentes. Apóyelo a ver que el cambio forma parte de la vida y que se puede reemplazar con nuevas metas a aquellas que puedan haberse convertido en inalcanzables. En la escuela, señale cómo los estudiantes cambiaron a medida que avanzaban al siguiente grado y analice cómo ese cambio ha tenido un impacto sobre ellos.

Imagen 16 Apoyo emocional.jpg

Notas[editar | editar código]

  1. Concepto de. (https://concepto.de/comunicacion-interna/).
  2. Grupo Geard. (2019). ¿Qué es el autocuidado y por qué es importante? https://grupogeard.com/co/blog/convocatorias/autocuidado-importancia/
  3. American Psychological Association. (s. f.) Guía de resiliencia para padres y maestros. https://www.apa.org/centrodeapoyo/guia

Sistema social para expresar ideas y manifestarlas al prójimo. Este sistema existe dentro de un entorno social (sistema social) y un sistema lingüístico (ejemplos son el español, francés, k’iche’, kaqchikel, etc.) Tienen que existir ambos sistemas para que pueda existir la comunicación.

Sistema social para expresar ideas y manifestarlas al prójimo. Este sistema existe dentro de un entorno social (sistema social) y un sistema lingüístico (ejemplos son el español, francés, k’iche’, kaqchikel, etc.) Tienen que existir ambos sistemas para que pueda existir la comunicación.

Documento por medio del cual el Despacho Superior del Ministerio resuelve o acuerda la resolución de un asunto. Es firmado y autorizado por el Ministro (a) y refrendado por un Viceministro (a).

Identificación de una enfermedad a partir de sus síntomas. También: acción y efecto de recoger y analizar datos para evaluar problemas de diversa naturaleza.

Identificación de una enfermedad a partir de sus síntomas. También: acción y efecto de recoger y analizar datos para evaluar problemas de diversa naturaleza.

Indicadores de éxito de un plan escrito en forma específica.

Valoración, respeto y seguridad que cada persona tiene sobre sí misma, se construye y fortalece por medio de mensajes positivos de cariño y aceptación.

Conjunto de sonidos articulados con que el hombre manifiesta lo que piensa o siente (DRAE). Facultad que sirve para establecer comunicación en un entorno social, se le considera como un instrumento del pensamiento para representar, categorizar y comprender la realidad, regular la conducta propia y de alguna manera, influir en los demás.

Proceso por el cual las personas adquieren cambios en su comportamiento, mejoran sus actuaciones, reorganizan su pensamiento o descubren nuevas maneras de comportamiento y nuevos conceptos e información.

Término utilizado, a menudo, como un saber hacer. Se suele aceptar que, por orden creciente, en primer lugar estaría la habilidad, en segundo lugar la capacidad, y la competencia se situaría a un nivel superior e integrador. Capacidad es, en principio, la aptitud para hacer algo. Todo un conjunto de verbos en infinitivo expresan capacidades (analizar, comparar, clasificar, etc.), que se manifiestan a través de determinados contenidos (analizar algo, comparar cosas, clasificar objetos, etc.). Por eso son, en gran medida, transversales, susceptibles de ser empleadas con distintos contenidos. Una competencia moviliza diferentes capacidades y diferentes contenidos en una situación. La competencia es una capacidad compleja, distinta de un saber rutinario o de mera aplicación.

Espacio vital en el que se desarrolla el ser humano. Conjunto de estímulos que condicionan al ser humano desde el momento mismo de su concepción.

Predisposición a actuar de determinada manera.

En el continuo de coaching es el rol de ser muy directo y enseñar, mostrar, guiar, etc.