El proceso del escritor en la clase de escritura

De CNB
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Busca en cnbGuatemala con Google

Escribir un texto, por muy pequeño que sea, requiere de la ejecución de algunos pasos que pueden variar de un estudiante a otro. En general, se hace algo antes, durante y después de la escritura, como se muestra en la figura 25.

Figura 25. Proceso del escritor
Figura 25. Proceso del escritor

9.1 Antes de escribir [editar | editar código]

En el aula, el proceso puede empezar con la elección del tema de escritura. Es importante que los estudiantes participen en esto porque así pueden surgir temas interesantes para ellos. 

Figura 26. Niño antes de escribir un texto
Figura 26. Niño antes de escribir un texto

Otro elemento importante es considerar al posible lector o audiencia del texto. ¿Será el maestro, mis compañeros, mi familia, mis compañeras de clase? En función de este aspecto pueden tomarse decisiones sobre el vocabulario, la profundidad de las ideas y otros detalles. Para el escritor es importante tomar conciencia de que al escribir lo hace para alguien, es decir, alguien leerá su texto.También, debe pensarse en el propósito principal del texto; por ejemplo: quiero invitarlos a mi casa, quiero solicitar algo, quiero contar algo sucedido en mi casa, etc. 

Bulldog clip.jpg
Antes de escribir se debe seleccionar el tema, se identifica quién leerá el texto y el propósito del texto.También, se busca y se organiza la información.

Según el tipo de texto que se esté escribiendo, algunos niños pueden escribir sobre sus propias experiencias. En otros casos, podrían necesitar buscar información. Otras veces, los estudiantes escriben sobre experiencias personales. Por ejemplo, si escribieran sobre los animales domésticos, tendrían que buscar información de qué son, dónde viven, qué los caracteriza, etc. Independientemente de esto, los estudiantes tienen que organizar la información. Para esto, pueden hacer una lista de las ideas que quieren incluir en el texto, pueden hacer o completar un esquema u organizador gráfico. 

Mi bitácora.jpg
Proponga algunas actividades para desarrollar en clase antes de escribir un texto.
Proponga la escritura de una carta. Usen un tiempo de la clase para definir para quién será la carta, cuál es su propósito, qué quieren decir y otros aspectos.
Piense en escribir un cuento para que lo lean sus estudiantes; defina de qué tratará, quién lo leerá, qué contará en el cuento, cómo organizará los hechos, etc.

9.2 Escribir el texto[editar | editar código]

En nuestra vida y en las películas hemos visto cómo cuando alguien está escribiendo un texto a mano y quiere hacerlo bien, escribe, tacha y, algunas veces, vuelve a empezar. Es algo parecido a lo que alguien vive cuando escribe una carta de amor. Si se escribe en computadora, puede modificar, borrar, cortar, pegar y, muchas veces, volver a empezar.

Figura 27. Niña produciendo borradores
Figura 27. Niña produciendo borradores

Nuestra forma de escribir y las estrategias que usamos para hacerlo pueden variar, pero, generalmente, debemos elaborar varios borradores. El propósito de los borradores es anotar las ideas de forma organizada. Un organizador gráfico puede ayudar a organizar las ideas antes de empezar el borrador.

Para que el aprendizaje sea efectivo, debe darse tiempo para que los estudiantes se dediquen a la escritura. Por ejemplo, puede organizarse la clase por períodos dobles para que los estudiantes

tengan suficiente tiempo. Además, cumplir todo el proceso les puede llevar todos los períodos de escritura en una semana. Adicionalmente, el docente debe disponer de tiempo durante estos períodos para acercarse a los estudiantes y sostener con ellos conversaciones para retroalimentar la escritura

9.2.1 Conversaciones de retroalimentación con los niños[editar | editar código]

El propósito de estas conversaciones es retroalimentar a los estudiantes. Donald Wise (2020) propone que un docente con sus alumnos combine, en estas conversaciones, el reforzamiento positivo con preguntas que los hagan pensar un poco más, como en el siguiente ejemplo:

Maestro: ¿Ya terminaste de escribir tu cuento?
Estudiante: Sí.
Maestro: ¡Qué bien! Cuéntame, en pocas palabras, ¿de qué se trata tu cuento?
Estudiante: Se trata de mi perrito.
Maestro: ¡Muy bien! Ahora, cuéntame, ¿hay algo que falta en el cuento?
Estudiante: La historia es muy corta. No escribí mucho.
Maestro: Tú me dices que falta escribir más. ¿Qué más podrías incluir para hacer el texto aún mejor?
Figura 28. Conversación para retroalimentar
Figura 28. Conversación para retroalimentar
Bulldog clip.jpg
Durante la escritura, propicie que los estudiantes escriban borradores e incorporen mejoras al texto en cada versión, para ello, revise los textos, incluya notas y sostenga conversaciones con ellos brindándoles su apoyo para que lo mejoren.
Algunas recomendaciones de Graves[1] pág. 110 para realizar la retroalimentación sobre los escritos de los niños son las siguientes:
  • Antes de empezar, siéntese cerca del estudiante, de ser posible, a la misma altura.
  • Converse con los niños sobre sus textos, con la mayor frecuencia que le sea posible.
  • Lea el trabajo del estudiante con interés y escriba notas. Luego, plantéele preguntas. Espere a que le responda. Tenga paciencia, no todos responden inmediatamente.
  • Escuche con atención a los niños cuando respondan.
  • Plantee preguntas que los niños puedan responder.
  • Pregúnteles con el propósito de retroalimentar.
  • Tome en cuenta que las primeras conversaciones requerirán un tiempo y, conforme avancen en su aprendizaje, los estudiantes/autores requerirán menos apoyo.
  • Procure que el estudiante sea el que hable más durante la conversación y que aborde en el escrito los temas que a él le interesan.
Mi bitácora.jpg
Proponga un proyecto de escritura a sus estudiantes. Realice conversaciones de retroalimentación y escriba una reflexión sobre su experiencia. ¿Cómo empezaría una conversación de retroalimentación con sus estudiantes? ¿Cómo puede realizar las conversaciones durante la jornada escolar?

9.3 Después de escribir[editar | editar código]

Después de escribir se realiza la revisión final del texto (en cuanto a su propósito y contenido), la edición (corrección de aspectos formales como uso de la gramática y la ortografía) y la publicación del texto.

9.3.1 Editar el texto para su publicación o para compartirlo[editar | editar código]

Figura 29. Después de escribir, editar el texto
Figura 29. Después de escribir, editar el texto

Cuando el escritor sabe que su texto será leído genera más interés en la revisión final. La edición es la preparación del texto para su publicación. En esta fase, se centra en la forma, revisa que las oraciones estén completas, el uso de la ortografía y aspectos gramaticales, identifica algún error en la escritura o el contenido. Es importante estimular al estudiante a que revise su trabajo antes de publicarlo. 

Para editar se proponen algunas ideas:
  • Cada estudiante revisa y corrige su propio texto con base en una serie de aspectos clave que le da el docente.
  • Forman parejas e intercambian trabajos para revisar los aspectos indicados.
  • Cada estudiante lee su texto en voz alta e incluye los cambios que son necesarios.

9.3.2 Publicar o compartir los textos de los niños[editar | editar código]

La emoción que siente un escritor de literatura cuando tiene en sus manos su primer libro publicado es indescriptible. La alegría es inmensa. Como docentes, podemos propiciar que los estudiantes vivan la emoción de ver publicados sus cuentos, poemas y otros escritos.

Cada maestro conoce a sus estudiantes y puede tener ideas agradables, divertidas y efectivas para publicar o compartir los trabajos de los niños. Se recomienda, por ejemplo, que los estudiantes:

  • Lean sus textos en la clase.
  • Lean los textos a su familia.
  • Los escriban e ilustren y los muestren a sus amigos.
  • Escriban un cuento en forma de libro y lo regalen para Navidad u otra celebración.
  • Publiquen los textos en un blog.
  • Publiquen colgando sus textos en las paredes del aula.
  • Publiquen los textos en un pizarrón afuera de la clase.
  • Escriban cartas a los estudiantes de otra escuela.
  • Escriban un informe breve y lo envíen a una autoridad local.
  • Participen en “La noche de las historias”, una actividad en la que los niños organizan una lectura a la que asiste su familia a escuchar sus historias escritas.
  • Publiquen un periódico escolar.
Figura 30. Lectura del texto como forma de publicación del escrito
Figura 30. Lectura del texto como forma de publicación del escrito
Mi bitácora.jpg
Proponga algunas sugerencias para publicar los escritos de sus estudiantes, tomando en cuenta los recursos que tiene disponibles.

Notas[editar | editar código]

  1. Graves, D. (2002). Didáctica de la escritura. 3a. ed. España: Morata.

Proceso mecánico mediante el cual se aprende a representar palabras y oraciones con la claridad necesaria para que puedan ser leídas por alguien que tenga el mismo código lingüístico. La escritura es la representación gráfica de nuestro lenguaje.

Narración de las acciones que les suceden a unos personajes en un espacio y un tiempo determinados.

Se entiende como el “conjunto de normas que regulan la correcta escritura de una lengua”. (ASALE, 2010)

Término introducido por Le Boterf, entendido como los conocimientos, procedimientos y actitudes que es preciso emplear para resolver una situación. Unos son recursos internos, que posee la persona, tales como conocimientos, procedimientos y actitudes