Construcción de oraciones cada vez más complejas

De CNB
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Busca en cnbGuatemala con Google

Figura 94. Niño combinando palabras para formar oraciones
Figura 94. Niño combinando palabras para formar oraciones

Como ya se ha mencionado en este libro, para enseñar la sintaxis es preferible partir de lo concreto a lo abstracto. Ahora, abordaremos cómo trabajar con los niños la complejidad de la oración.

Recordemos que una oración es una secuencia o combinación de una o más palabras que incluye, por lo menos, un verbo conjugado. La oración está formada por sujeto, verbo y complementos. Cuando se enseña esto a los estudiantes debe hacerse desde su uso en la comunicación escrita, para lo cual se

propone el abordaje explicado en las siguientes páginas.

25.1 Las palabras que expresan una acción o qué sucede: la importancia de los verbos[editar | editar código]

Algunas palabras nos sirven para decir qué pasa; estas palabras se llaman verbos. Algunos verbos son los siguientes: escribe, ven, habla, sonríe, escuchan y señala. Su significado se ejemplifica en la figura 95.

Figura 95. Las palabras que indican acciones (verbos)
Figura 95. Las palabras que indican acciones (verbos)
Cada una de las palabras anotadas en la figura 95 es un verbo conjugado. Cada una de esas palabras es una oración.
Mi bitácora.jpg
Escriba cinco palabras que sirvan para decir qué están haciendo los niños en la figura 95. Por ejemplo: hablan.
Proponga una actividad como esta para que los niños identifiquen palabras que sirven para decir qué pasa en una situación dada.

25.2 ¿A quién? Las palabras que indican a quién le sucede la acción[editar | editar código]

Las palabras como ven, sonríe, escribe, escuchan y señala forman una oración por sí solas. Sin embargo, en la comunicación necesitamos más palabras que nos ayuden a explicarnos mejor. Algunos vocablos nos ayudan a decir a quién le sucede. Por ejemplo: el niño, él, ellos, Mateo, la niña, los niños. Como puede notarse, se usan nombres propios de personas, nombres generales como “los niños” y palabras que sustituyen a los nombres propios y nombres generales, como “él”, “ellos” o “ella”. En la figura 96 se muestran ejemplos del uso de estas combinaciones.

Figura 96. Palabras que indican acciones (verbos) y palabras que indican a quién sucede la acción
Figura 96. Palabras que indican acciones (verbos) y palabras que indican a quién sucede la acción
Cada una de las palabras subrayadas en la figura 96 es un verbo conjugado. Cada verbo conjugado va acompañado de otras palabras que indican a quién le sucede la acción. Este a quién es el sujeto.
Mi bitácora.jpg
Escriba otros ejemplos de combinaciones de palabras que indiquen qué sucede y a quién le sucede, como en la figura 96. Proponga una actividad como esta.

25.3 ¿Qué? Las palabras que indican en qué recae la acción[editar | editar código]

Cuando nos comunicamos, algunas palabras que indican acción, es decir, los verbos, permiten explicar qué de esa acción. Por ejemplo, en la siguiente ilustración se dice: Ellos ven el teléfono. Los verbos o palabras que indican acción se llaman transitivos. Otro ejemplo de verbo transitivo es señala, porque podemos decir qué señala. En la figura 97 se muestran otros verbos transitivos.

Otros verbos no permiten responder qué del verbo. Por ejemplo, no podemos decir qué sonríe. Esta es una palabra que indica acción (verbo) y no podemos responder qué de ellos. Estos son los verbos intransitivos.

Algunos verbos como habla podrían ser transitivos o intransitivos. Podemos decir : El niño habla francés. En este caso, sería transitivo.También, como en la figura 97, que solo podemos decir habla sin decir qué.

Los niños deben entender que algunos verbos admiten decir qué de ellos y otros no; aunque no los llamen transitivos e intransitivos.

Figura 97. Palabras que indican acciones (verbos) y palabras que indican en qué recae la acción
Figura 97. Palabras que indican acciones (verbos) y palabras que indican en qué recae la acción
Mi bitácora.jpg
Escriba otros ejemplos de combinaciones de palabras que indiquen qué sucedey en qué recae la acción como en la figura 97.
Proponga una actividad como esta.

25.4 ¿A quién o para quién? Las palabras que indican a quién afecta o beneficia la acción[editar | editar código]

Cuando nos comunicamos, algunas palabras que indican acción, es decir, los verbos, permiten explicar a quién afecta o beneficia esa acción. Por ejemplo: Mateo sonríe a sus amigos. No siempre se brinda esta información, pero cuando se hace, se introduce con las palabras “a” o “para”. En la figura 98 se anotan con negro las oraciones que, en ese contexto, no indican a quien afecta, y con rojo, las que sí.

Figura 98. Palabras que indican acciones (verbos) y palabras que indican a quién afecta o beneficia la acción
Figura 98. Palabras que indican acciones (verbos) y palabras que indican a quién afecta o beneficia la acción
Mi bitácora.jpg
Escriba otros ejemplos de combinaciones de palabras que indiquen qué sucede y a quién afecta o beneficia la acción, como en la figura 98.
Proponga una actividad como esta.

25.5 ¿Cuándo, cómo, en dónde sucede la acción?[editar | editar código]

Estas palabras suelen escribirse al final de una oración. Indican cuándo, cómo, dónde o de qué manera sucede la acción. Algunas personas, para enfatizar, la escriben al inicio. Cuando esto pasa, se escribe coma después. Observe los ejemplos:

Luis enviará flores a su mamá la próxima semana. La próxima semana, Luis enviará flores a su mamá. 
Figura 99. Palabras que indican acciones (verbos) y palabras que indican cuándo, cómo y dónde sucede la acción
Figura 99. Palabras que indican acciones (verbos) y palabras que indican cuándo, cómo y dónde sucede la acción
Mi bitácora.jpg
Escriba otros ejemplos de combinaciones de palabras que indiquen qué sucede y a quién afecta lo que sucede. También, que indiquen cuándo, dónde, de qué manera sucede, como en la figura 99.
Proponga otra actividad como esta.

Aun cuando usar este orden y estos elementos es necesario para comunicarse con mayor claridad, debe tomarse en cuenta que, además, la combinación debe tener sentido. Por ejemplo, la siguiente oración cumple con los elementos mencionados arriba, pero no tiene sentido: El sillón escribe un correo a su mamá en la clase. Recordemos: el propósito al escribir es compartir una idea lógica y con sentido. 

Actividades para desarrollar en el aula.jpg
Actividades para formar oraciones.

1. Juego a formar oraciones[editar | editar código]

  1. Brinde a los estudiantes palabras que puedan desempeñar diferentes funciones en una oración. Por ejemplo, proporcione fichas de colores con palabras como las siguientes.

 

Acción ¿Quién desempeña la acción? ¿Qué del verbo? ¿En dónde o cuándo?
correrá
estudia
escribe
jugó
ladra
esta niña
el perro
Marcos
el carro
mis amigos
avión
una carta
matemáticas
trompo
tostadas
en la clase
ayer
en la puerta
en la carretera
en su casa
  1. Pida a los estudiantes que formen oraciones combinando las palabras, por ejemplo:
    Esta niña estudia matemáticas en la clase.
  2. Solicite que formen, al menos, cinco oraciones.

2. Juego a completar oraciones[editar | editar código]

Complete las oraciones con las palabras que faltan.

  1. La niña ____________ un diario en su casa.
  2. Los gallos cantan ______________.
  3. Este niño corre para llegar a casa.
  4. Mis abuelos vendrán _________. 
  5. Maritza salta ___________.
  6. Daniel trabaja _______________.
  7. Ella estudia ____________en la universidad.
  8. Ellos leen ___________ para divertirse.
  9. Los gatos duermen _______________.
  10. ____________ juega avión en el parque. 

3. La ruleta de las oraciones[editar | editar código]

Para el docente:

  1. Elabore una ruleta como la de abajo.
  2. Pida que formen grupos.
  3. Pida que cada grupo mueva las partes de los círculos combinando las palabras para formar oraciones.
  4. Pida que escriban una historia usando algunas de las oraciones formadas. 
3. La ruleta de las oraciones

4. El libro de las oraciones[editar | editar código]

4. El libro de las oraciones - carátula
  1. Elabore el libro de las oraciones como el de la siguiente ilustración.
  2.  
    4. El libro de las oraciones - contenido
    5 a 10 hojas con frases que incluyan palabras que nombran y que puedan funcionar como sujeto de una oración.  5 a 10 hojas con palabras que indican acción; por ejemplo: corre, camina, vio, cambiará. Use palabras en pasado, presente y futuro.  5 a 10 hojas con palabras que indiquen qué del verbo. Por ejemplo: una carta, sociales, avión, bicicleta.  5 a 10 hojas con palabras que indiquen a quién o para qué el verbo. Por ejemplo: a sus abuelos, para su tía, para ganar, a su amiga.  5 a 10 hojas con palabras que indiquen lugar o tiempo. Por ejemplo: en el parque, en la escuela, en el campo. 
    1. Pida que (en parejas, grupos o individualmente) combinen las hojas para formar oraciones; por ejemplo: La naranja dulce.
    2. Solicite a los estudiantes que escriban las oraciones en su cuaderno o en hojas.
    3. Solicite que escriban una noticia real o inventada y usen oraciones que tengan esta forma. Puede usar algunas de las formadas con ayuda del libro.

    Otra opción

    Elabore todas las hojas sin colocarlas en un libro. Póngalas todas en el suelo o en una mesa y luego, pida a los estudiantes que formen oraciones.

    5. Usemos las oraciones para expresarnos. Escribamos oraciones cada vez más complejas.[editar | editar código]

    Observe los dibujos.

    Escriba una oración para decir qué pasa en cada dibujo. Use oraciones que tengan estas partes. No tiene que responder a todas las preguntas planteadas.

    Niña corre en parque.jpgNiño lee sentado en banca.jpgNiña habla con niño en parque.jpg
    Acción ¿Quién desempeña la acción? ¿Qué del verbo? ¿En dónde o cuándo?

    6. Escribamos párrafos con oraciones cada vez más complejas[editar | editar código]

    1. Observe las siguientes ilustraciones.
    Niños corren en la escuela.jpgNiño se cae al correr en la escuela.jpgNiño gana carrera.jpg
    1. Escriba un cuento con base en las ilustraciones. Para eso, piense en cómo se llaman los personajes y el lugar. También, piense cuándo sucederá.
    2. Identifique qué pasará al inicio y escríbalo en un párrafo. Puede empezar con frases como: Una vez..., Había una vez..., Era una vez..., En un lejano lugar..., En mi casa..., Hace varios años..., En tiempos...
    3. Escriba qué les pasa a los personajes, qué interesante les sucede. Inicie con frases como: Un día..., Una vez..., De repente..., De pronto..., Al poco tiempo las cosas cambiaron..., Sin darse cuenta...
    4. Use oraciones que indiquen la acción, quién la desempeña, qué del verbo, en dónde o cuándo sucede. (No tiene que usar todas estas par tes, cada vez).
    5. Escriba cómo se resuelve la situación presentada en el inciso anterior. Use frases como: Al final..., Fue así como..., Finalmente..., Al fin..., Así fue como...
    6. Piense en un título para su cuento.
    7. Revise el texto.También, puede pedir a un compañero, su docente o alguien de la familia que lo lea y le proponga cambios.
    8. Cuando el cuento ya esté listo, escríbalo en una hoja y léalo en clase.
    Mi bitácora.jpg
    Proponga una actividad más para enseñar a escribir oraciones cada vez más complejas.
    Proponga dos formas de usar el libro de las oraciones.

    25.6 Evaluación de la construcción de oraciones cada vez más complejas[editar | editar código]

    Cuando evalúe la escritura de oraciones cada vez más complejas, puede usar ítems donde los estudiantes combinen las palabras, con diferente nivel de complejidad, como en los siguientes ejemplos tomados de Evaluación Basada en Currículo de Escritura.

    Ejemplo 1. Primero, lea las palabras que se le presentan. Siempre son cinco. Elija tres pensando cuáles son esas tres palabras que podrían entenderse bien si van juntas. Después, escríbalas en orden en la línea de abajo, como se hace en el ejemplo. Recuerde iniciar la oración con mayúscula y escribir punto al final. 

    1. aquellaárboles estos doctor crecen

    2. perro la mi ladra puertas

    3. pica nuestra chile bicicletas este

    4. los rugen zapato una leones

    5. tu perro maúllan gatos los

    Ejemplo tomado de Evaluación Basada en Currículo. Herramientas para la evaluación formativa del aprendizaje de la escritura. (2020) Volumen I. Nivel 2.2 

    Ejemplo 2. A continuación, se le presenta una serie de palabras que, combinadas, pueden formar una oración. Primero, lea todas las palabras. Después, forme una oración correcta con ellas. DEBE USAR TODAS LAS PALABRAS SIN REPETIRLAS. Luego, escríbala en la línea de abajo. Recuerde iniciar la oración con mayúscula y escribir punto al final. Lea el ejemplo. 

    Ver los niveles - icono.jpg
    Ver los niveles 2.2,3.1, 3.2 y 3.3

    1. a dan y los pollos Carmen maicillo Iván

    2. los tomates corta ensalada la papá mi para

    3. zanahorias ciudad ese a la camión transporta

    4. río piedras Julia sobrina tira pequeñas mi al

    Ejemplo tomado de Evaluación Basada en Currículo. Herramientas para la evaluación formativa del aprendizaje de la escritura. (2020) Volumen II. Nivel 3.2 
    Recuerde...

    Se espera que los estudiantes de los primeros grados de primaria:

    1. Desarrollen la codificación o transcripción al transcribir los sonidos a las letras correspondientes.
    2. Escriban con fluidez y legibilidad.
    3. Redacten narraciones breves.
    4. Redacten textos informativos breves.
    5. Escriban oraciones cada vez más complejas.
    Recuerde modelar los aspectos anotados arriba. Además, apoyar a los estudiantes durante su práctica y propiciar espacios de escritura. En las páginas que anteceden a este resumen, encontrará las recomendaciones específicas para cada uno de los aspectos enumerados.

Parte de la gramática que enseña a coordinar y unir las palabras para formar las oraciones y expresar conceptos.

Sistema social para expresar ideas y manifestarlas al prójimo. Este sistema existe dentro de un entorno social (sistema social) y un sistema lingüístico (ejemplos son el español, francés, k’iche’, kaqchikel, etc.) Tienen que existir ambos sistemas para que pueda existir la comunicación.

Proceso mecánico mediante el cual se aprende a representar palabras y oraciones con la claridad necesaria para que puedan ser leídas por alguien que tenga el mismo código lingüístico. La escritura es la representación gráfica de nuestro lenguaje.

Conjunto de experiencias, planificadas o no, que tienen lugar en los centros educativos como posibilidad de aprendizaje del alumnado. Una perspectiva tradicional acentúa el carácter de plan (con elementos como objetivos, contenidos, metodología y evaluación), frente a un enfoque práctico que destaca las experiencias vividas en el proceso educativo.

Proceso mecánico mediante el cual se aprende a representar palabras y oraciones con la claridad necesaria para que puedan ser leídas por alguien que tenga el mismo código lingüístico. La escritura es la representación gráfica de nuestro lenguaje.

Capacidad de leer un texto con entonación, ritmo, precisión y velocidad adecuada. El propósito de desarrollar la fluidez es lograr que la decodificación sea automática, para facilitar la comprensión.