Mi tienda (Herramienta pedagógica)

De CNB
Saltar a: navegación, buscar

Conocimientos previos[editar | editar código]

Inicie la actividad informando a los niños y las niñas que se realizará un juego en el que les gustará participar. Seguidamente, pregunte: ¿A dónde van a comprar dulces o chicles? ¿Quiénes de ustedes han ido a comprar a la tienda? ¿A qué les manda su mamá o su papá a la tienda? ¿Conocen alguna o algunas tiendas?

¿Cómo se llaman?[editar | editar código]

Anote los nombres de las tiendas que los niños y las niñas han expresado y continúe con preguntas como las siguientes: ¿Qué nombre tiene la tienda que más les gusta visitar? ¿Por qué les gusta ir a la tienda? ¿Qué cosas venden en la tienda? ¿Qué es lo que más les gusta comprar? ¿Cuánto han gastado en la compra o las compras que han hecho en la tienda? ¿Quién o quiénes le han proporcionado el dinero? ¿Alguna vez les han dado vuelto? ¿Quiénes quieren ir a comprar a una tienda? ¿Qué nombre le pondrían a una tienda?

Indíqueles que jugarán a la compra y venta en una tienda.

Guía para organizar la tienda:

Organice a niños y niñas en grupos mixtos de cinco (según el número de niños y niñas que hay en el aula, puede haber cinco) e identifíquelos con una letra del abecedario de las que conocen. Asigne el rol de tendera o tendero a un niño y una niña y el rol de personas que van a comprar al resto, en cada grupo, según sea el caso. Cada grupo se organiza en los roles establecidos para desarrollar el juego de la tienda.

Quienes atienden la tienda deben organizarla de tal manera que se asigne un área específica para colocar los diferentes productos que se venderán (pueden colocar mesas, cajas, cajas pequeñas para los productos, envases, etc).

¿Cómo obtener los diferentes productos que se colocarán en la tienda?[editar | editar código]

Solicite a sus estudiantes, en forma anticipada, recortes de prensa o bien productos reales que se utilizarán en la tienda, según requerimientos específicos (frutas, verduras, dulces, etc.), 20 productos como mínimo.

Asigne a un grupo la elaboración de las monedas de diferentes denominaciones que se utilizarán en la compra de los productos (monedas de 1, 5, 10, 25 y 50 centavos y un quetzal). Se recomienda proporcionar a cada grupo de compradores un monto aproximado de quince quetzales en diferentes denominaciones. A quienes venden se les puede proporcionar una cantidad aproximada de cinco quetzales. Tome en cuenta que la cantidad de monedas debe estar de acuerdo a la que van a utilizar quienes compran y lo que necesitaran quienes venden. Quienes tienen que atender la tienda, organizarán el local con los productos de venta, elaborarán un rótulo con el nombre de la tienda, elaborarán un cartel con el listado de productos a la venta con sus respectivos precios, por ejemplo: “Tor-trix” 1 Quetzal, helado 50 centavos, etc.). ¿Quiénes quieren ir a comprar a la tienda?

Las siguientes actividades tienen el propósito de generar en los niños y en las niñas la búsqueda de soluciones a diferentes situaciones, ejercitando procesos de análisis, juicio crítico, cálculo o lógica matemática y resolución de problemas. Estas actividades se desarrollarán dentro de los grupos organizados que deberán escoger una persona responsable.

Quienes van a compran han de observar en forma anticipada lo que se vende en la tienda (productos y precios respectivos) con anterioridad. Cada grupo dispondrá de un conjunto de situaciones problemáticas elaboradas en fichas para resolverlas en el momento de pasar a comprar en la tienda. Se darán las instrucciones para la primera compra; se realizan las preguntas y nuevamente las instrucciones para la siguiente compra y así sucesivamente. Estos son ejemplos de fichas con instrucciones de compra-venta; elabore otros usted, según crea preciso trabajar unos contenidos u otros:

Ficha Problemas Preguntas para quienes compran Preguntas para quienes venden

Compren los tres productos que más les gusten.
¿Qué podemos comprar con 3 Quetzales? (El grupo decide qué comprar con 3 Quetzales, pueden gastar todo o bien una cantidad cercana a los 3 quetzales)
¿Qué puedo comprar con 4 quetzales de manera que me den de vuelto 50 centavos? (utilizar cuatro monedas de 1 quetzal)

¿Cuántos productos compraron?
¿Cuánto costó cada producto?
¿Cuánto gastaron en total?
¿Qué hicieron para seleccionar los productos que compraron? ¿Por qué compraron esos productos?
Detalle el valor de cada producto.
¿Cuánto gastó en total?
Si le dieron vuelto, ¿cuánto de vuelto recibió?
¿Cómo seleccionaron lo que compraron de manera que les dieran de vuelto los 50 centavos?

¿Qué observó en el momento que llegaron quienes compraron?
¿Por qué cree qué compraron esos productos?
¿Qué precios tienen los tres productos que vendió? ¿Cuánto fue lo que vendió en total?
¿Dió vuelto o no se dió?, ¿cuánto fué en total?
¿Qué haría para encontrar las respuestas?
¿Qué observó entre las personas que compraban cuando seleccionaron los productos?
¿Qué hizo para llevar la cuenta de lo que estaban comprando?
¿Qué productos vendió? Detalle el valor de cada producto que vendió.
¿Cuál fue el total de venta?
¿Qué observó en quienes compraban para que con las compras realizadas tuvieran 50 centavos de vuelto?

Preguntas solo para quienes venden

¿Qué producto se vendió más?
¿Qué producto se vendió menos? ¿Qué productos no se vendieron?
¿Por qué cree que sucedió?
Al final del día, ¿cuánto dinero reunió con las ventas realizadas?
¿Qué va hacer con el dinero de la venta?

Para cerrar la actividad, puede hacer algunas preguntas como las que se le sugieren a continuación para evaluar su desarrollo con el grupo: ¿Qué les gustó del juego? ¿Por qué salió el juego así y no de otra manera? ¿Cuáles fueron las dificultades? ¿Cómo se podría mejorar? ¿Por qué tomo el rol de quien vendía o quien compraba? ¿Ha tenido alguna experiencia similar? ¿En una tienda se gana o se pierde? Para finalizar, puede pedir a sus estudiantes que dibujen una tienda, escribiendo el nombre de los productos que venderán con sus respectivos precios.

Le sugerimos emplear la siguiente escala de valoración para evaluar la actividad.

Criterios Siempre A veces Nunca
Aportó ideas para la solución de las diferentes situaciones.
Respetó las ideas de sus compañeros y compañeras de grupo.
Tomó en cuenta los pasos para resolver un problema.
Respetó las reglas del juego.

En el continuo de coaching es el rol de ser muy directo y enseñar, mostrar, guiar, etc.