Módulo I: Abriendo Oportunidades

De CNB
Saltar a: navegación, buscar

Centrado en la explicación del programa Abriendo Oportunidades® y la importancia de los espacios saludables. Este módulo contempla la sesión 1.

Sesión 1. Abriendo oportunidades[editar | editar código]

Al terminar la sesión, los participantes...
  • Conocerán qué es el programa Abriendo Oportunidades®.
  • Identificarán los espacios seguros que existen en su comunidad.
  • Pensarán en la diferencia entre espacios seguros para niños y niñas en su comunidad.
  • Describirán cómo es su relación con las personas en la familia y escuela.
Conceptos clave Espacio seguro: Lugar en el que se reúnen de forma protegida. Es un momento y lugar en el que pueden aprender, compartir y hacerse más fuertes. En estos espacios las personas respetan, se cuidan y se conocen unas a otras.
Materiales Mapa de la comunidad.

Papelógrafos.

Marcadores.

Fotocopias para la reflexión personal de cada niño.

Crayones.

Lápices.

Cuadernos.

RecursosTérmino introducido por Le Boterf, entendido como los conocimientos, procedimientos y actitudes que es preciso emplear para resolver una situación. Unos son recursos internos, que posee la persona, tales como conocimientos, procedimientos y actitudes; otros son externos, como todo aquello (ordenador, diccionario, compañero, etc.) a lo que se puede acudir para resolver exitosamente una situación. de apoyo Libro de dinámicas y convivencia.

Bienvenida[editar | editar código]

Como es la primera sesión, preséntese y dé la oportunidad a los niños de presentarse. Presente al grupo un mapa de la comunidad y dé a cada niño un marcador para que dibujen en ese mapa el camino que siguen para llegar al lugar de la reunión. Pida a cada uno que diga su nombre, su edad y que comparta por qué decidió participar en el programa Abriendo Oportunidades®.

Cuénteles que estarán trabajando en sesiones semanales realizando diferentes actividades, como trabajo de temas, deportes y juegos de convivencia, y creando cosas que son útiles a partir de materiales de desecho. Dé el horario (día y hora) en que estarán trabajando y dígales que el espacio en que están será su espacio seguro para las reuniones.

Introducción al tema[editar | editar código]

Regrese al mapa y marque con una estrella que dentro contenga las letras “ES” el lugar donde se reúnen a trabajar. Ponga un papelógrafo grande con el título “Espacio Seguro” y pídales que hagan una lluvia de ideas sobre cómo piensan ellos que debe ser un espacio seguro, cómo se sienten en los espacios seguros y cómo son las relaciones entre las personas en los espacios seguros.

Definir/teorizar[editar | editar código]

Lea con ellos la lista de características destacando aquellas que coinciden con la definición de espacios seguros del programa y luego léales la definición de espacios seguros que se presenta en los conceptos clave. Puede llevar la definición escrita en un papelógrafo para que esté a la vista de todos. Pregúnteles:

  • ¿Cómo se sienten los niños y jóvenes cuando están en un espacio seguro?
  • ¿Cómo se imaginan que debe ser la relación entre las personas que comparten un espacio seguro?
  • ¿Cómo ayudan los espacios seguros a que los niños y niñas de la comunidad se desarrollen?
  • ¿Qué oportunidades se abren para niños y niñas en los espacios seguros?
  • ¿Dé que forma nos debemos tratar entre nosotros cuando estemos en este lugar para que se mantenga como espacio seguro?

Escriba las respuestas a esta última pregunta en un papelógrafo con el título “Acuerdos de convivencia y respeto en nuestro espacio seguro”.

Aplicación a la vida[editar | editar código]

Regrese al mapa de la comunidad que ha trabajado desde el inicio de la sesión. Pida a los participantes que observen y juntos identifiquen los lugares de la comunidad que son seguros para los niños y jóvenes hombres. Marque los lugares con un círculo y al terminar escriba en un papelógrafo las cosas que ellos pueden hacer y por qué les gusta ir a esos lugares. Para hacer esta actividad, pregunte:

  • ¿Qué lugares de la comunidad son espacios seguros para niños y jóvenes?
  • ¿Qué hacen en estos lugares? (Escriba las respuestas en un papelógrafo titulado: Espacios seguros para niños, jóvenes y hombres)
  • ¿Cómo se mejora su vida al poder ir a estos lugares?
  • ¿Qué cosas dejarían de hacer si no fueran a estos lugares?

Luego pídales que vuelvan a ver el mapa e identifiquen qué lugares de la comunidad son espacios seguros para las niñas y las jóvenes. Marque estos lugares con un cuadrado o un marcador de diferente color, para diferenciarlos de los espacios seguros para hombres y pídales también que señalen cuáles lugares no son seguros para las mujeres y por qué. Para hacer esta parte de la actividad, pregunte:

  • ¿Qué lugares de la comunidad son espacios seguros para niñas y jóvenes?
  • ¿Qué hacen en estos lugares? (Escriba las respuestas en un papelógrafo titulado: “Espacios seguros para niñas, jóvenes y mujeres”)
  • ¿Cómo se mejora la vida de ellas al poder ir a estos lugares?
  • ¿Qué espacios no son seguros para las mujeres y las niñas?
  • ¿Cómo les limita esto en su vida?
  • ¿Qué diferencias hay entre la vida de las niñas y los niños por los espacios seguros a los que pueden ir?
  • ¿Cómo les afecta a ustedes que sus hermanas, mamá, primas, etc., no puedan ir a algunos lugares de la comunidad?
  • ¿Se benefician las mujeres o los hombres al tener diferentes espacios seguros? ¿Cómo? ¿Por qué?
  • ¿Qué hacen los niños, jóvenes y hombres para que los espacios sean o no seguros para las mujeres, niñas y jóvenes?

Termine invitando a los niños a que hagan de forma individual una reflexión personal. Explique que la forma en que las personas se relacionan es uno de los factores principales para que un lugar sea o no un espacio seguro, y dígales que los espacios seguros se logran cuando cada persona se relaciona de mejor forma.

Coloque en un papelógrafo el dibujo de una casa de la comunidad, una escuela, un mercado y un área de juego o recreación. Pídales que dibujen los mismos lugares en sus cuadernos y que en cada uno escriban tres características de cómo se relacionan con las personas en esos lugares.

Dé un tiempo para que compartan lo que escribieron y para que se escuchen unos a otros.

Luego explíqueles que esas formas de ser a veces ayudan a que los espacios sean o no seguros y que es importante identificar en nuestro propio comportamiento cuándo ayudamos a hacer espacios seguros para nosotros, pero también para los otros.

Dé un tiempo para que cada uno lea su trabajo en silencio y luego marquen con un cheque las formas de relacionarse que los hacen espacios seguros y con una “X” las que no los hacen espacios seguros. Al finalizar, dé un tiempo para que cada niño comparta su reflexión de forma voluntaria.

Termine la sesión con una dinámica en la que los niños jueguen sin violencia.