Las creencias de los estudiantes relativas a la orientación de objetivos

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
Los estudiantes que se orientan hacia el dominio de competencias aprenden más que los estudiantes orientados por el ego.

Resultados de la investigación[editar | editar código]

La creencia motivadora que no se ha abordado hasta ahora es la orientación de los objetivos. El hecho de que los estudiantes emprendan por sí mismos tareas o actividades de aprendizaje para una asignatura, es un indicador importante de su compromiso y desempeño. Los alumnos que estudian porque quieren dominar una nueva destreza, utilizan estrategias de aprendizaje más efectivas, a diferencia de los alumnos orientados por su ego. Estos últimos llevan a cabo tareas de aprendizaje con la intención de demostrar su logro (enfoque motivado por el ego) o de encubrir el fracaso (eludir la motivación de ego). El proceso de motivación de los estudiantes que buscan dominar una nueva competencia es muy diferente al de los estudiantes motivados por el ego. Por ejemplo, Stefano se concentra en el dominio de nuevas competencias en matemáticas, y muestra una motivación de ego en la asignatura de lengua. En casa, antes de cenar, comienza primero con la tarea de matemáticas porque quiere enterarse si puede o no resolver los problemas. Está dispuesto a hacer un mayor esfuerzo, porque considera que las matemáticas son valiosas y disfruta perfeccionando sus competencias en esa asignatura. Cuando se encuentra con algún obstáculo, se pregunta a sí mismo: “¿Cómo podré resolver esto?”. Si los demás se dan cuenta de sus errores, no le importa, al contrario, está dispuesto a proponer su estrategia de solución porque valora la retroalimentación que recibe. A diferencia de las matemáticas, Stefano no quiere que los demás sepan acerca de sus faltas de ortografía y errores de gramática al escribir un texto.

Sandra también considera que las matemáticas son valiosas, pero por razones diferentes. Su orientación al ego ocurre con las matemáticas. A ella le importa demostrar sus logros, con el fin de cambiar la opinión de quienes la rodean en cuanto a su habilidad en matemáticas. Sandra pone bastante empeño en matemáticas, siempre y cuando tenga la confianza de que será capaz de encontrar la solución correcta. Sin embargo, se da por vencida cuando identifica errores, pues considera que sólo existe una manera correcta de llegar a la solución. Este tipo de opiniones incrementan su temor de que otros vean en sus errores una prueba de su habilidad en matemáticas.

Debemos mencionar dos resultados de la investigación. En primer lugar, los estudiantes muestran una orientación predominante a los objetivos (ego o dominio de competencias) cuando cursan el segundo grado, mientras que los objetivos orientados hacia el ego predominan a medida que los niños avanzan en su educación primaria. Cada vez se preocupan más por su autoestima, expresan preocupación por su condición respecto a sus compañeros y evitan llevar a cabo acciones que el resto del grupo rechace (temor al aislamiento). Alrededor del cuarto año, toma una posición predominante evitar los objetivos orientados por el ego, por ejemplo, querer esconder los errores. Un segundo hallazgo muestra que los profesores establecen entornos de aprendizaje eminentemente competitivos o de cooperación. Los profesores que dan importancia a los procedimientos de evaluación, que dan retroalimentación abierta, que con frecuencia hacen comparaciones sociales y que toman en cuenta las habilidades individuales crean una atmósfera competitiva y producen pensamientos y sentimientos orientados por el ego.

Motive a sus alumnos[editar | editar código]

En la medida en que usted logre crear un ambiente de aprendizaje orientado a la adquisición de competencias, éste será un indicador de su dominio profesional. Usted puede disminuir la orientación del ego explicando a sus alumnos que su interés como profesor no es el resultado correcto, sino su intento por deducir estrategias de solución. Los estudiantes sólo se convencerán de que “tratar es más importante que el resultado”, si usted es congruente con lo que predica. En otras palabras, dé retroalimentación a un plan de solución, motive a los alumnos a intercambiar información acerca de las estrategias que hayan utilizado y permita que aprendan de sus errores. Esta es un tarea difícil ya que aquellos estudiantes que se orientan por el ego, se molestan cuando deben reflexionar acerca de sus errores. Mediante el uso de comentarios de apoyo que subrayen su participación, progreso y esfuerzo, logrará convencerlos de que usted valora sus intentos por resolver problemas, en particular cuando reflexionan acerca de lo que no funcionó bien y por qué. La orientación hacia la adquisición de competencias se desarrollará cuando estos estudiantes sientan orgullo por encontrar los pasos del proceso de alguna solución y por identificar errores en el momento que éstos surjan.

Referencias[editar | editar código]

  1. Elliot, A.J. (1999). "Approach and avoidance motivation and achievement goals". Educational psychologist (Mahwah, NJ), vol. 34, no. 3, 169–89.
  2. Niemivirta, M. (1999). "Motivational and cognitive predictors of goal setting and task performance". International journal of educational research (Oxford, UK), vol. 31, 499–513.
  3. Pintrich, P.R. (2001). "The role of goal orientation in self-regulated learning". En: Boekaerts, M.; Pintrich, P.R.; Zeidner, M., eds. Handbook of self regulation, 451–502. San Diego, CA, Academic Press.
  4. Turner, J.C.; Meyer, D.K. (1998). "Integrating classroom context into motivation theory and research: rationales, methods, and implications". En: Urdan, T.; Maehr, M.; Pintrich, P., eds. Advances in motivation and achievement: a research annual, vol. 11, 87–121. Greenwich, CT, JAI Press.
  5. Vermeer, H.; Boekaerts, M.; Seegers, G. (2000). "Motivational and gender differences: sixth-grade students’ mathematical problem-solving behavior". Journal of educational psychology (Washington, DC), vol. 92, núm. 2, 308– 15.

Habilidad, facilidad o arte para hacer algo bien hecho.

Una teoría o hipótesis, sobre la organización del lenguaje en la mente de los hablantes de una lengua el conocimiento subyacente que permite la comprensión y producción del idioma.

Capacidad o destreza para hacer algo bien o con facilidad.

Capacidad o disposición que ha desarrollado una persona para afrontar y dar solución a problemas de la vida cotidiana y a generar nuevos conocimientos. Es la capacidad para actuar de manera pertinente ante una situación compleja, movilizando de manera integrada los recursos necesarios para resolverla de modo adecuado.Tiene una doble dimensión: a) posesión de un conjunto de recursos o capacidades (cognitivos, de procedimientos y de actitudes), y b) capacidad para movilizarlos en una situación de acción.

Conjunto de acciones (formas de actuar o de resolver tareas), con un orden, plan o pasos, para conseguir un determinado fin o meta. Se trata de saber hacer cosas, aplicar o actuar de manera ordenada para solucionar problemas, satisfacer propósitos o conseguir objetivos. Forman los contenidos procedimentales.

Espacio vital en el que se desarrolla el ser humano. Conjunto de estímulos que condicionan al ser humano desde el momento mismo de su concepción.