Establezca un lazo entre la enseñanza

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
La aplicación de las habilidades socio-emocionales en la vida cotidiana se beneficia enormemente si existe una estructura y un desarrollo adecuado de los servicios de apoyo en la escuela.

Resultados de la investigación[editar | editar código]

Además de enseñar explícitamente habilidades de vida en primaria, secundaria y educación media, los niños se benefician también de una enseñanza coordinada, explícita y sensible de su desarrollo para prevenir problemas específicos como el tabaquismo, el consumo de drogas, el alcoholismo, el embarazo, la violencia y actitudes de abuso entre compañeros. Diferentes culturas seleccionarán y se enfocarán en prevenir diferentes conductas problemáticas. De manera similar, los niños se benefician con una guíaEn el continuo de ''coaching'' es el rol de ser muy directo y enseñar, mostrar, guiar, etc. explícita para encontrar un estilo de vida sano. Los hábitos alimenticios, de sueño, de estudio y ambientes de trabajo son las áreas más importantes para promover el aprendizaje académico y socio-emocional. Además, todos los estudiantes necesitan recibir instrucción y la oportunidad de practicar estrategias apropiadas a su edad para la resolución de conflictos.

Finalmente, las escuelas deben poner atención en los acontecimientos difíciles que les puedan ocurrir a los estudiantes y tratar de brindarles apoyo y estrategias para lidiar con esas situaciones de tensión. Normalmente, ese tipo de asistencia no se proporciona sino hasta que los niños muestran conductas que son resultado de dichos acontecimientos. Desgraciadamente, durante esos momentos los estudiantes se distraen del aprendizajeProceso por el cual las personas adquieren cambios en su comportamiento, mejoran sus actuaciones, reorganizan su pensamiento o descubren nuevas maneras de comportamiento y nuevos conceptos e información.. Incluso, si no interrumpen la clase constantemente, tampoco aprovechan lo que el profesor trata de impartir con tanto empeño. Proporcionar ayuda socio-emocional a los niños cuando enfrentan acontecimientos difíciles es una estrategia de prevención sólida que también promueve un mejor aprendizaje académico. Los niños con necesidades educativas especiales también deben recibir enseñanza en la construcción de habilidades socio-emocionales y ser incluidos en actividades relacionadas.

Aplicaciones prácticas[editar | editar código]

  • Asigne tiempo a los planes de estudio de cada año escolar para la enseñanza de temas de salud apropiados y de prevención de conductas problemáticas.
  • Organice servicios de guía y asesoría que contribuyan a construir habilidades socio-emocionales en grupos de niños que esperen o que enfrenten situaciones difíciles.
  • Fije tiempos para que su equipoUn grupo de personas que trabajan hacia una meta común para el cual todos son mutuamente responsables. pueda planear y coordinar esfuerzos para apoyar el aprendizaje académico y socio-emocional.

Referencias[editar | editar código]

  1. Adelman, H.S.; Taylor, L. (2000). "Moving prevention from the fringes into the fabric of school improvement". Journal of education and psychological consultation (Mahwah, NJ), vol. 11, núm. 1, 7–36.
  2. Comer, J. P., et al., eds. (1999). Child by child: the Comer process for change in education. New York, NY, Teachers College Press.
  3. Elias, M.J., et al. (1997). Promoting social and emotional learning: guidelines for educators. Alexandria, VA, Association for Supervision and Curriculum Development.
  4. Jessor, R. 1993. "Successful adolescent development among youth in high-risk settings". American psychologist (Washington, DC), vol. 48, 177–216.
  5. Perry, C.L.; Jessor, R. (1985). "The concept of health promotion and the prevention of adolescent drug abuse". Health education quarterly (London, UK), vol. 12, 169–84.