Limitar los riesgos biológicos

De CNB
Saltar a: navegación, buscar
Alentar el buen funcionamiento biológico a lo largo del desarrolloCrecimiento o aumento en el orden físico, intelectual o moral..

Resultados de la investigación[editar | editar código]

Las influencias genéticas no son las únicas que determinan el desarrollo de un niño. Desde las primeras etapas del desarrollo, las influencias biológicas provenientes del cerebro y su fisiología pueden disminuir o aumentar los riesgos de que surjan problemas de conducta. Por ejemplo, tanto el consumo de drogas y alcohol por parte de la madre, como las lesiones del niño en la cabeza y una mala nutriciónFunción por la cual se nutren los seres vivos. Suministro de las sustancias necesarias para aportar energía, para reponer las sustancias que se han perdido o para crecer. se han vinculado a un riesgo elevado de problemas de conducta en el niño.

Afortunadamente, la mayoría de los riesgos biológicos no genéticos poseen un elemento ambiental que puede ser modificado mediante una intervención. Por ejemplo, se ha descubierto que la exposición al plomo y a otras toxinas aumenta el riesgo de desarrollar conductas agresivas. La exposición a dichos factores de riesgo puede controlarse cambiando el ambienteEspacio vital en el que se desarrolla el ser humano. Conjunto de estímulos que condicionan al ser humano desde el momento mismo de su concepción. en el hogar del niño (como eliminar el uso de pinturas para muros con altos contenidos de plomo), o bien, educando a los padres y otros responsables respecto a los productos que deben estar fuera del alcance de los niños.

Los factores de riesgo biológicos normalmente funcionan en conjunto para producir efectos negativos en el comportamiento de los niños. De forma similar, los factores de riesgo ambiental pueden tener mucho menos efecto negativo cuando se ha ayudado al niño a mantener un buen funcionamiento biológico durante su desarrollo.

En la escuela y en la comunidad[editar | editar código]

  • Brindar a los niños ambientes seguros para jugar y estudiar. Minimizar la exposición a sustancias dañinas, así como otros factores de riesgo biológicos.
  • Proporcionar a los estudiantes comidas nutritivas y una atención médica adecuada.
  • Los niños que han estado expuestos a riesgos biológicos pueden requerir atención especial. Los padres y los maestros deberán proporcionar un ambiente cálido, solidario y estructurado para el desarrollo de los niños.

Referencias[editar | editar código]

  1. Brennan, P.; Mednick, S. (1997). "Perinatal and medical histories of antisocial individuals." En: Stoff, D.; Breiling, J.; Maser, J., eds. Handbook of antisocial behavior, pp. 269-279. New York, NY, Wiley.
  2. Brennan, P.; Raine, A. (1997). "Biosocial bases of antisocial behavior: psychophysiological, neurological, and cognitive factors." Clinical psychology review (Kidlington, UK), vol. 17, p. 589-604.